Escrita por: Armisrael Xonura


El género de romance es una temática que no suelo ver muy a menudo, en algunos casos está relacionado a la comedia escolar, y personalmente considero mis obras favoritas del género las focalizadas en las relaciones interpersonales de sus protagonistas, muchas veces haciendo hincapié en sus emociones y pensamientos, ver el desarrollo donde ambos aprenden y maduran, viven y comparten experiencias logrando un desarrollo y evolución en esa relación mutua. Una de mis series favoritas con esta temática es KareKano, que si bien no tuvo un desenlace óptimo, sus protagonistas, a medida que avanzaba la relación, aprendían uno del otro y lograban mejorar como personas. Una de las series recientes que vi con esta similitud en la temática de romance es Koi wa Ameagari no You ni, también conocida como After the Rain. Y aunque su temática inicial se presenta como un romance escolar con toques de comedia, logra un enfoque distinto con el pasar de los episodios y se focaliza en cada uno de los protagonistas. ¿En que los diferencia?, ¿El amor puede ser usado como un medio y no como un fin para lograr cumplir las metas personales y pasiones en la vida? Koi Wa trata de estos y otros temas, con cierta controversia, pero logra dar un resultado agradable y satisfactorio. 

Datos técnicos

Episodios:                    12
Género:                       Romance, demografía Seinen
Estudio:                       Wit Studio
Fuente:                        Manga 
Autor:                          Mayuzuki, Jun
    Dirección:                 Watanabe, Ayumu  (Uchuu Kyoudai, Nazo no Kanojo X)
    Dirección de sonido:  Ebina, Yasunori  (Katanagatari, Fruits Basket)
                                   MyAnimeList


La historia de esta serie relata la vida de Akira Tachibana, una joven estudiante de 17 años talentosa en el atletismo, pero por un accidente en el tobillo queda incapacitada temporalmente de volver a las carreras. En esa situación de frustración e impotencia conoce, a través de un trato muy amable y servicial, al gerente de un restaurante llamado Masami Kondou, mientras ella observaba la lluvia con tristeza. Tachibana al sentir una inicial atracción por el gerente decide trabajar allí y conocerlo más, en el transcurso  su amor idealizado representado en obsesión cambiará por el de sincera admiración.

Koi wa es expuesta aparentemente como una serie escolar de comedia. Inicialmente vemos a Tachibana con una personalidad muy reservada, indecisa y por momentos atrevida. Mientras que Kondou es visto como un gerente sin carácter que no sabe cómo dirigir a sus trabajadores, lo que ocasiona ciertos momentos de burla hacia él, sin embargo es atento con los consumidores y compañeros de trabajo (aunque estos no lo perciban). Lo que mueve a esta historia es la interacción de ambos y la controversia que genera su relación casi prohibida por la amplia diferencia de edades en que Tachibana sea una menor de edad. Es en este choque de mundos donde cada uno explora su vida, desde los compañeros y mejor amiga de Tachibana en el atletismo; Kondou y su vida irregular siendo un padre divorciado con un niño que mantener, encontramos un punto central en el restaurante para ambos personajes. Este lugar sirve como un refugio para Tachibana al no querer regresar a su vida de estudiante y de practicar atletismo, mientras que para Kondou es como un lugar de estancamiento, debido a que él es un escritor frustrado que ya perdió las esperanzas de cumplir sus metas y sueños.



Si nos referimos al desarrollo de la historia, avanza inicialmente fluido, los personajes son presentados de manera correcta sin tomarse apuros. Y los puntos donde hay conflictos con algunos personajes secundarios llegan a buen puerto para el final de la serie. Una de las cosas que valoro de esto es que Tachibana hace uso de su atrevimiento, no se va con rodeos y le declara su amor al gerente desde un inicio. Esto abre puertas a entender mejor a Kondou y ver el conflicto que tiene consigo mismo el afrontar y negar una relación con una estudiante de secundaria. Y como tal, se ha sabido manejar muy bien a este personaje, y el peso de protagonismo recae en él en mayor medida para la segunda parte de la historia. Tachibana de su lado aprende de Kondou y comienza a verlo con admiración, sin embargo, uno de los desperfectos de su forma de ser es que no es muy expresiva al hablar, y aunque esto se puede excusar por su personalidad reservada y observadora, no hay un desarrollo tan explícito de su parte.



Sobre los personajes secundarios, aunque hay bastantes (incluyendo los del ambiente laboral del restaurante), solo hay un par por destacar y que sirven de soporte adecuado para los protagonistas. De parte de Tachibana está su mejor amiga Haruka que en gran medida aporta bastante sobre el trasfondo de Tachibana y del porqué abandonó el atletismo (y se recluyó en el trabajo) a ser un punto de soporte y motivación casi permanente hacia ella. De parte de Kondou encontramos a su colega de universidad, Chihiro Kujou y ayuda a entender más el porqué de su estancamiento en su pasión como escritor. Y que en cierta parte, formó una relación similar con Chihiro que es vista muchas veces como una analogía de la relación entre Tachibana y Haruka pero más madura. 

Uno de los problemas que presentó Koi Wa fue en la manera de darle resolución a conflictos  y terminar la historia eficazmente para los episodios finales. Y aunque cumplió en dar un final satisfactorio, los últimos momentos se sintieron muy apresurados, con un final dando conclusión a su historia pero dejando un camino abierto sin dar mayores detalles.

Apartado Artístico

A mi parecer este apartado es el punto más destacable de Koi Wa, pues presenta en todo momento una armonía excelente entre ambientación (en nivel de detalle en el dibujo y la ciudad) con el uso de una paleta de colores en tonos pasteles y brillantes que juega bien para las escenas de romance, ademas del correcto uso de banda sonora para los momentos de paz y de melancolía. El diseño de personajes en general, es muy particular, rememora al estilo clásico de algunos shoujos noventeros, los cuerpos son alargados, delgados y bastante estilizados. Por momentos me hizo recordar al diseño clásico de los personajes de Sailor Moon (incluso una de ellas tiene un diseño muy parecido al de Sailor Saturn durante algunos flashbacks).
Para ciertos momentos no hay necesidad de diálogos ni de narrador para contar lo que está sucediendo, llegando a veces al punto de que las escenas “hablan por sí mismas” sin necesidad de que los personajes digan explícitamente lo que sienten. Por ejemplo, muchas veces vemos esta sutileza en las escenas de lluvia, en cómo representa un ambiente triste y apagado, para luego dejar implícito que un personaje llora mezclando sus lágrimas con la lluvia sin ver su rostro completamente. 

El opening y el ending son excelentes, de su parte Nostalgic Rainfall sirve como una perfecta introducción a la serie enfocándose en Tachibana y escenarios idealizados que representa parte de sí misma y su amor por el gerente, presentando un ritmo bastante alegre. El ending Ref:rain, por su parte, es a mi parecer el mejor tema de su temporada. Es la canción que probablemente siempre me ocasiona un eargasm al terminar cada episodio, y dejando de lado el aspecto visual, el ritmo suave y pasional de la voz de Aimer es simplemente hermosa (también es curioso que ambos títulos del op/ed hagan referencia a la lluvia y un nuevo amanecer).


Conclusiones
Koi wa es una serie muy particular. Más que tratar sobre el romance, el anime nos habla de las metas y pasiones a través de superación personal, y este romance pasa a tener un rol secundario progresivamente. Además, tampoco es un romance usual, y  el cómo ha sido tratado este tema que causa cierta polémica es de elogiar pues no se lleva al fanservice random o a desmoronar su argumento. Esta serie es sobre la superación de ambos protagonistas por sus sueños o metas frustrados, que al interactuar empiezan a entenderse mucho mejor (especialmente Kondou).



After the rain nos habla tanto a través de su título de la situación en la que se encuentran sus personajes, cómo se conocieron  y también el cómo finaliza la serie, que es de mis favoritas al mostrar como “la lluvia termina”. Esta obra presenta mucha sutileza, desde analogías y similitudes entre ambos protagonistas y sus vidas (a pesar de que ambos tienen una personalidad muy distinta), como afrontar una relación inestable y deficiente con un buen amigo, los barros en el rostro como indicio de juventud y/o vejez, diálogos y ciertas metáforas que de vez en cuando Kondou aporta aconsejando a Tachibana y aprende, etc.
Esta es una obra de romance que recomiendo, siempre y cuando se dejen los prejuicios de lado, ya que incluso la serie la trata con mucho cuidado estos temas sin corromperse logrando un buen resultado en su historia y personajes.


Nota personal:
7.5/10

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -