Popular

Escrita por: Sindaquill




El usar a un personaje con algún problema de discapacidad (Sea en un anime o manga) es un aspecto a tratar del cual requiere un sumo cuidado de parte del autor, tanto en el manejo de éste así como también en lo que desea transmitir en su obra, específicamente en aquellas de formato Slice of life, Recuentos de vida o como quieras llamarlo. Pero vayamos a lo que nos concierne, y es que esta vez me toca hablar de un manga llamado Koe no Katachi, o también conocido por su traducción al español como "Una voz Silenciosa". 

¿De qué trata?

La historia gira en torno a Shoko Nishimiya, una estudiante de primaria que es sorda de nacimiento y que luego de transferirse de colegio comienza a recibir acoso escolar por parte de sus nuevos compañeros. Uno de los principales responsables es Ishida, quien termina por forzar que Nishimiya se cambie de escuela.
Como resultado de los actos contra Shoko las autoridades del colegio toman cartas en el asunto y el curso señala como único responsable a Ishida, quien comienza a sentir el acoso impuesto por sus propios compañeros, al mismo tiempo que termina aislándose de los que alguna vez fueron sus amigos.
Años después, Ishida intenta corregir sus malas acciones, buscando la redención frente a Nishimiya.

Un buen comienzo no significa nada. 

Contrario a las impresiones que la sinopsis pudiera dejarte dejame decirte que estas no acontecerán de tal forma. El protagonismo (así como mayor parte del foco de la historia) no será para Nishimiya, sino para Ishida. Obviamente no podría encontrarse nada de malo en que el protagonismo no sea para la persona que acaece con el problema de discapacidad, y en este caso esto no podría ser una queja, si no fuera por un "peculiar" detalle, y es aquí donde entra la siguiente cuestión ¿A qué se debe la introducción que he dado?.

El centrarse en Ishida es un problema, sobre todo porque esto juega en contra de Nishimiya, ¿Porqué? Podrías preguntarte, pues bien... citaré unas palabras de la autora antes de desarrollar este punto: "El propósito del manga no era el romance ni la amistad en sí, sino la redención". ¿Es una especie de sarcasmo esta cita? Quisiera creer que la autora no ha dicho tal cosa puesto que este mensaje que la serie intenta transmitir es en la cual falla al ser muy pueril en las rutas que toma. Nishimiya sufre el problema de ser tratada como un plot device más que como un personaje que necesite ayuda, y sí, sé que hay cierto enfoque "relevante" en ella al principio pero esto para el final de la historia carece de sentido. Aver... ella no puede hablar, ¿durante gran parte del manga se encuentra bien, llega un momento improviso y te das cuenta que se quiere suicidar? Me es difícil tomarme en serio una escena tan mal manejada que recurre a un cambio drástico sin previa anticipación? (Y desde luego, si la protagonista no puede hablar y un capítulo anterior se encuentra actuando de manera totalmente distinta a nivel emocional ¿Cómo podrías anticipar algo?) Al no poder hablar Nishimiya uno no puede anticipar nada; por si no fuera esto ya un problema en vez de tener este suceso algún impacto para el manga solo fue un puente para arreglar un problema más que dió como resultado otra resolución absurda, para variar. Sinceramente, la escena no ha podido importarme menos. 

Podría resumirse la historia de esta manera, Problemas → Resoluciones poco realistas y apresuradas. Y es que, está bien intentar dar un mensaje de "todo da vueltas bla bla bla..." pero carajo, no se puede ser tan infantil y aún peor centrarte solo en un personaje para al final empaquetar la historia con acontecimientos que se solucionan rápido. Ishida siempre es perdonado por todo lo que hace de maneras muy superficiales (Por ejemplo lo que le hacía Ishida a Nishimiya es justificado con una atracción de la susodicha que no me ha llegado a convencer en lo absoluto. Un chico te trata mal, lo encuentras después de años, se comporta amable contigo y te enamoras de él, que lindos ♥ Ugh... no ¿Que clase de estereotipo sacado de serie americana para adolescentes es este?). Son situaciones como estás las que me molestan debido a que hacen ver a Nishimiya como un personaje simplista que pudo ser reemplazado por cualquier otro y no afectaba en lo absoluto a la historia (Pudo haber sido mejor si pasaba esto). No se hace mucho hincapié en sus problemas porque todo lo que desarrolla el manga termina siendo un puente para los problemas del protagonista (Quien desde luego es el mejor personaje por razones antes mencionadas). A esto iba con la introducción que di al comienzo, y es que si vas a usar a un personaje de este tipo como un dispositivo solo para avanzar la historia, ¡Joder, no lo uses!
Otro problema del manga son sus secundarios, especialmente dos personajes los cuales omitirlos podría haber sido una sabia decisión y un buen respiro para el manga (Y para mí, ya que aborrezco dramas de telenovela). Hablo de dos secundarios que ocupan parte importante del manga y son el detonante a muchos de los problemas -Ueno y Kawai-. A la fecha sigo sin entender el afán de la autora de solucionar todo con un justificativo de atracción de las chicas hacia el protagonista, por motivos de brevedad solo diré que las acciones egoístas, sin sentido, de niña malcriada y con complejo de quinceañera engreída de Ueno son justificadas de la misma forma que con Nishimiya, pero a diferencia de ella, con Ueno es, de lejos, aún peor debido a que todas sus acciones hacen ver lo contrario a lo que ella mostraría luego. Kawai por otra parte es el personaje más simple de todo el cast y su papel solo se resume en berrinches de niña mimada, no vale la pena siquiera extenderme. El resto de personajes secundarios para el corto papel que desempeñan podría decirse que están bien, no son tan irritantes al nivel de los dos plot device andantes de quienes hablé recientemente pero están lejos de ser malos (Mención especial a Sahara, la única con un trasfondo que, aunque cursi, es de mediana coherencia).

El estilo de dibujo no me ha llegado a convencer, no porque sea malo (ya que en una escala del 1 al 10 esta se encuentra por sobre el promedio. En un rango de 7 para ser más preciso) sino porque pude notar la dificultad de la mangaka para plasmar momentos de tensión, por ejemplo... Hay una escena en la cual dos personajes femeninos se agarran literalmente a golpes pero esto está dibujado de una forma tan vulgar que hace ver la pelea como si fuese ordinaria, ya de por sí el contexto y la manera en como está armada la escena eran flojos pero sumále a eso la forma en la que se encuentra dibujado y... Sí, es horrible.

Comentarios finales.

Creo que está de más decir la postura que tengo con este manga, y no es como si no me gustaran series que traten cuestiones tales como intentos de suicidio, violencia, bullying, etc. Son temas muy interesantes, pero el contexto de éstas debe ser bien manejado y la ruta que toma KNK para solucionar todo es apresurada llegando incluso a veces a bordar lo infantil. 

Calificación: 5/10

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -