Escrita por: Tesla DreamZ

Ficha en MyAnimeList 

 Miren, chicos, no me juzguen. Sólo soy un pobre hombre varado en este vasto desierto llamado “yuri”, o “tijeras” para los amigos. 

   ¿Qué es en lo primero que piensan al escuchar el género lésbico tratado en la industria del anime? ¿Fanservice? ¿Las protagonistas se comen vivas en el minuto 10 del primer capítulo? Miren, las series yuri que he visto se cuentan con los dedos de una mano ¡¿ENTONSES PARA Q ABLAS MALDITO INVECIL!? ¡DEVES BER MAS SERIES PARA PODER DAR UN PUNTO! ¿En serio? ¿Debo hacerlo?

   Identifiquemos un patrón: el entregarle al espectador promedio de este género (mayoritariamente varones) contenido erótico para satisfacer sus necesidades fisiológicas y atraerlo a comprar el material original de la serie. DVD, BluRay, mercancía, etc. ¿Realmente hace falta verse todos las series yuri habidas y por haber para notar que algo no cambia del todo? Claramente estoy dando un punto muy recurrido en este género, no generalizando, pues en series como Maria-sama ga Miteru Sasameki Koto podemos notar tramas más relajadas y jaleos eróticos. 


¿Y de qué va esta serie, DreamZ bebé?

   Nuestra protagonista Fumi Manjoume regresa a su pueblo natal después de 10 años viviendo en otra ciudad. Fumi comienza su primer año de preparatoria en un instituto sólo para mujeres (vamos por buen camino). En su regreso se reencontrará con su mejor amiga de la infancia, Akira Okudaira, la cual —de igual manera— se inscribe en una academia femenina cercana a la de Fumi. A lo largo de la serie se nos presentarán problemáticas amorosas que giran en torno a Fumi y su sentir en todas ellas. 
   
Piedra, papel o TIJERA 

   Fumi Manjoume, introvertida y potencial waifu (si no fuera lesbiana). Realmente un personaje al que puedes tomarle cariño gracias a su actitud y personalidad. Si bien, no es igual de enérgica que otras chicas, tampoco es un palo estático en medio de la calle y mucho menos la típica chica penosa que se sonroja hasta porque le devuelvan cambio en el supermercado. La seiyuu que se encargó de darle vida tiene una voz muy peculiar que encaja perfectamente con el perfil de Fumi y sientes verdadera empatía por ésta. 

   Akira Okudeira, chica enérgica pero que no llega a molestar la paciencia del espectador. Akira es como la persona que siempre tiene el celular en la mano capturando fotos y videos de lo que ocurre alrededor (sí, todos tenemos un amigo así). Ella se limita a observar, pues si bien, ayuda a su mejor amiga con sus pesares, realmente no tiene un impacto mayor en la serie.
   Yasuko Sugimoto, oh, maldita hija de Makoto. ¿Qué les puedo decir? Chica con aspecto varonil en la escuela a la que Fumi asiste. Además de este aspecto ella funge como la senpai por excelencia, por lo que muchas alumnas menores sufren de múltiples orgasmos cada vez que ella les dirige la palabra. Realmente no puedo decirles algo más sobre ella debido a los spoilers, pero en general eso encaja perfectamente en su personalidad. Además de ser el segundo punto narrativo en la serie, interactuando de forma directa con el sentir de Fumi.
   Es una serie que cautiva desde el inicio por la forma de ser en sus personajes. La animación va por parte de J.C.Staff (el cual ya es bastante conocidito) y es preciosa viendo el año en que fue producida. El diseño de personajes ayuda bastante en la personalidad de cada chica: Fumi siendo una persona que impresiona bastante por su altura, viendo el hecho de que es mujer (¡AH! ¡MALDITO MACHISTA OPRESOR ASQUEROSO!). Pero que llega a ser muy tímida e introvertida. Akira de baja estatura pero siendo enérgica y optimista. Yasuko de complexión delgada y cabello corto, colocándola como todo un ejemplo a seguir para las chicas del colegio. Una persona seria y recta, la cual oculta muy bien su verdadero sentir.

—Oye, ¿no te estás olvidando de una cuarta protagonista?
—Esperaba que mencionaras la palabra "protagonista". Miren, la verdad es que Kyouko Ikumi salta muy poco a pantalla, siendo irrelevante a la trama e incluso llegando a ser algo molesta en un punto específico de ésta. El único rol medianamente reconocible es el poder imaginar una posible ruta para la historia (que vamos, a veces es divertido) además de mostrar interés y cercanía con Sugimoto.


La portada es un cruel clickbait 

   No tiraré ningún spoiler, solamente dejaré el nombre de esta sección así como está. La emisión del manga fue de 2004 a 2013, y la del anime fue en 2009. Así que saquen sus propias conclusiones. 


La homosexualidad tratada en la serie

   Creí que me extendería un poco más al llegar a este tema, pero me doy cuenta que no hay demasiado por decir, o quizás soy un poco flojo y vago para abarcarlo de manera correcta, aunque la verdad es que quisiera guardarme palabras para una opinión muy aparte de esta reseña (spoiler sobre mi próximo tema en La Fede).

   Sin decir mucho, la misma serie nos da a entender que Fumi desde una edad muy temprana desarrolla atracción hacia personas de su mismo sexo, todo gracias a la gran amistad que tenía con Akira. Estoy completamente seguro que la autora de la obra desarrolla los hechos en escuelas femeninas para hacerla más “llevadera” y comprender la forma de actuar y decidir de las alumnas. El tema de la homosexualidad es tratado como un tabú en la serie en un nivel muy pequeño, con los personajes haciendo menciones como “Oh, eres «así»” o “Ah, te atraen las chicas”, incluso por la familia de una de las protagonistas; que en cualquier otra parte sería un completo dramón, pondría todo de cabeza y hasta merecería todo un arco completo para solucionar el “problema”. 
Palabras finales

   Aoi Hana es una serie que definitivamente no busca atraer público mostrando besos apasionados con litros y litros de saliva cada cinco minutos, personajes voluptuosos o comedia absurda. Busca que te quedes con ella mostrándote los sentimientos de diversos personajes, como estos interactúan entre ellos y las repercusiones correspondientes. Es realmente una pena que muy pocas personas la conozcan, incluso viniendo de un estudio tan conocido. 

   El hecho de no presentar grandes disputas internas en la protagonista por el hecho de ser homosexual hace (como ya había mencionado) que sea más llevadera y no sientas pesada la trama. Quizás muchas personas echen en falta un poco más de drama y sentimentalismo, pero siento que el mood de la serie está muy bien a como fue planteado.  

—Vamos, DreamZ, di lo tuyo.
—Si quieren saber más, lean el material de origen…
—¡YEY!

   No, esta vez voy muy en serio. El anime supone apenas la adaptación de los tres primeros tomos del manga, tres tomos de ocho. Por lo que, para mayores explicaciones, quizás tengan curiosidad en leer. 

P.D: Dios mío, deben darme méritos. Encontrar contenido en resolución medio decente es todo un caso para esta serie. 

-Fin-

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -