Escrita por: Unknown



Bienvenidos nuevamente a este espacio, en esta ocasión los invito a tomar un pequeño viaje al pasado. Específicamente a Abril de 1996 fecha en la que se comenzó a emitir la serie de la que hablaremos en estos párrafos.



Story of Escaflowne

Ya con poco más de 21 años desde su primera emisión, Escaflowne se ha convertido en un recuerdo bastante recurrente entre quienes rondan o pasan los 25-30 años, esto gracias a que fue exhibida en televisión abierta en América latina aproximadamente desde el año 2000 en los diferentes países que la conforman.

Tenkū no Escaflowne nos cuenta la historia de Kanzaki Hitomi una terrícola perteneciente al club de atletismo y con una gran habilidad para las predicciones, ya sea a través de la lectura del tarot o visiones que llegan a ella de manera inesperada. Es en una de estas visiones que logra apreciar la silueta de un joven alado que la salva de caer en un abismo de oscuridad dejándola con la duda sobre el significado de la misma.

Nuestra protagonista, al enterarse de que su interés amoroso se marcharía de la ciudad, decide declarársele si logra romper su propio récord por lo que lo invita a la pista atlética de su colegio esa misma noche. Sin embargo, durante la prueba un rayo cae en la pista y de la nada aparece un joven en armadura y segundos después un dragón, el cual estaba siendo cazado por el joven. 

Luego de una serie de sucesos, el joven logra salir con vida en el último segundo gracias a una premonición de Hitomi, en la cual veía como el chico era asesinado por el dragón, y de esta manera, el joven logra obtener el “Energist” que se encontraba dentro del cuerpo de este. Sin embargo, el objeto comienza a brillar y tanto nuestra protagonista como el joven son engullidos por un pilar de luz que los transporta al mundo de Gaea. 



Datos técnicos

Escaflowne es una serie creada bajo el alero de estudio Sunrise, muy conocido en esa época principalmente por producir las diferentes series de Gundam e inspirado en el manga Homónimo creado por Aki Katsu. Nutriéndose de grandes (y variados) nombres dentro de su staff, me limitaré a nombrar a los más importantes siendo estos personajes nombres claves en el producto final que conocemos hoy.

Como creador de la serie tenemos a Kawamori Shoji, un personaje que destaca más en el ámbito del diseño de mechas más que en la creación de series, a pesar de ser alguien bastante prolijo en este ámbito. Sin embargo, su principal y más reconocida obra es la saga de Macross

En la dirección contamos con Akane Kazuki cuya participación más destacada hasta la fecha seria en la serie de OVAs CG Akito

En el apartado de animación y animación clave, tenemos a Kawamoto Toshihiro quien ha participado en producciones de la talla de CBGundam y en el último tiempo en las 2 temporadas de KS por nombrar un poco de su currículo.En el arte encontramos a Higashi Junichi, quien ha trabajado CHGundamCB, etc. 


Y para no aburrirlos de sobremanera, finalizamos con el ámbito de la música en la cual tenemos a una leyenda de la composición como lo es Kanno Yoko quien, en caso que vivas bajo una piedra, ha compuesto bandas sonoras tales como las de CBMacrossGits SAC, etc. Ya sea con su propio nombre o bajo el seudónimo de “Gabriela Robin” ¿no te suena su musica? quizás el tercer opening de SCC pueda darte una idea.



Como pueden apreciar, es un equipo que a lo largo de los años ha convergido en varias de las grandes series que no ha regalado la animación japonesa.

Short notice



El mundo de Escaflowne se desarrolla en un ambiente que abarca desde locaciones medievales que contrastan con la tecnología de las gigantes armaduras de guerra llamadas “Guymelef” y fortalezas flotantes, a razas de seres antropomórficos, dándole una estética bastante similar a lo que podríamos llamar hoy en día un “isekai” salvo que aquí no tenemos protagonistas que todo lo pueden.

Si bien la premisa principal se basa en la búsqueda de una forma de devolver a Hitomi a la Luna Mística (“Maboroshi no Tsuki”), manera en la cual se refieren a la “tierra” los habitantes de Gaea, Escaflowne nos sorprende con subtramas que lejos de interferir en la historia principal, llegan a ser “enviones” argumentales (gracias a lo bien trabajadas que están) que mantienen en constante movimiento el argumento de la serie. Temáticas como la traición, depresión, hijos ilegítimos, ira descontrolada entre otros, son solo algunos de los temas que toca esta serie y que sin tener un tratamiento muy profundo logran captar y mantener la atención del espectador a lo largo de sus 26 capítulos de duración.

Pese a lo anterior, Escaflowne posee un tratamiento bastante romántico, en toda la amplitud de la palabra no por nada está catalogado dentro la demografía Shoujo. Y es que dentro de toda esa vorágine de historias dentro de la historia, El guion sabe cómo resaltar los aspectos más románticos de la misma como lo son los intereses amoroso de Hitomi, el como la protagonista se va dando cuenta de cuanto puede influir en el destino mismo o el cómo Van recorre un camino de entendimiento propio para reconciliarse con su pasado. 




Guion:


Si bien presenta varios vacíos argumentales, La trama en sí es lo suficientemente sólida para mantenerse estable hasta el capítulo final y salvo lo poco llamativo y hasta ridículo y mal dirigido del primer episodio, podemos decir que es bastante decente en ritmo y contenido a lo largo de la serie. 


De hecho, es el primer capítulo lo más reprochable de la serie ya que peca de ser muy poco llamativo argumentalmente hablando. Lo anterior se debe a que presenta y da demasiado tiempo en pantalla a dos personajes que no son para nada importantes en la trama principal. Esto, quizás, en un afán por resaltar la “vida normal” de la protagonista antes de los sucesos importantes. En segundo lugar, tenemos la constante repetición de lo “importante” que serán en la serie el bendito pendiente y el tarot, lo cual no sería malo de no ser por lo conveniente y a veces hasta inconexo con el contexto en el cual se presentan, siendo en algunos casos solo para crear un ambiente de dramatismo en la escena que lejos de lograrlo, dejan al espectador con una sensación incómoda. 

A pesar de lo anterior, el guion logra equilibrar bastante bien el desarrollo de personajes con el ritmo de la serie por lo que si logras digerir el primer capítulo, te encontrarás con una serie de ritmo bastante parsimonioso pero no por eso menos interesante ya que a partir del episodio dos se podría decir que comienza verdaderamente la historia.



Animación:


No es mucho lo que podemos resaltar en este apartado ya que salvo el incipiente (y muy primitivo) CGI que se dejaba ver en algunas escenas, Escaflowne usa la vieja y confiable animación tradicional. 



En general, cuando se trata de animación de transición para escenas de diálogos entre los personajes y algunas peleas entre “humanoides” es posible (poniendo algo de atención) apreciar el ahorro de celdas. En lo que corresponde a animación de mechas, es muy fluida y bastante agradable de ver y a pesar de que de todas maneras hay recortes de frames, fueron capaces animar correctamente las físicas de movimiento de las grandes armaduras además de notarse el trabajo coreográfico de las mismas, algo no menor teniendo en cuenta que los Guymelef son armas de combate cerrado que no son más que potenciaciones de las habilidades físicas de sus conductores, a diferencia de series como Gundam.



Personajes:

Este apartado no destacaría mucho de no ser por lo particular de las proporciones de la nariz de los personajes. En general el diseño de personajes no es muy original y haciendo un pequeño análisis podríamos decir que el estilo tiene un toque similar al de Hisashi Hirai en el sentido de que la mayoría de los personajes principales poseen la misma plantilla pero con diferente peinado y extrañamente es en los personajes secundarios donde podemos apreciar una gran variedad. 


En el ámbito de la caracterización y trabajo de voz, si bien todos cumplieron una labor bastante decente. Especial mención tiene la seiyuu de Dilandau Takayama Minami, quien realiza un trabajo impecable al caracterizar a la perfeccion la inestabilidad mental del personaje.


Música: 

Quizás el punto más fuerte de la serie. Te podrá o no gustar la música clásica pero si hay algo que caracteriza a Yoko Kanno es la capacidad de atraparte en sus composiciones. Si bien son más predominante las piezas instrumentales, temas como "Yakusoku Wa Iranai" o "Tomodashi" con Sakamoto Maaya en la voz, marcan (quizás) la consolidación del clásico toque de Kanno que ya habíamos visto con “Voices” en Macross + bajo el seudónimo de Gabriela Robin.


End Title


Normalmente en esta sección estarían las razones de porque deberías o no ver esta serie, sin embargo me gustaría que todos aquellos que no la han visto le diesen una oportunidad ya que este título es una pieza importante de la época dorada de la animación japonesa en América Latina. 

Si bien dista mucho de estar a la altura de títulos más populares (y con mejor presupuesto) además de que el estilo de animación, diseño de personajes y arte están bastante desactualizados. Es una serie con personalidad propia que no dejará indiferente a nadie, ya sea para bien o para mal.

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -