Escrita por: Asaga





Para otra opinión sobre esta serie.


Para esta reseña planeé algo, en vez de hacer una reseña “tradicional” intentaré analizar la obra y corregir de una manera u otra a los animes que van por el mismo camino, veamos qué tal sale, bueno vamos a darle.

En el manga/anime nos encanta ver historias sobre gente esforzándose hasta en situaciones de muerte, inclusive si una tormenta se acerca nuestros héroes siguen, por su pasión, por ser hokage de konoha, por ser rey de los piratas o por ganar la Winter cup, por lo que quieras… Muy poético ¿verdad? Pero cuando llega la hora de la verdad… ¿Es esta la manera de expresar una vocación? No lo sé, pero que me nombres algunos términos de basquetbol y me digas, “mes esforzare hasta vencer a cada uno de ellos” no me convence, no siento ese amor por el deporte. Por eso vengo a analizar Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu (vaya nombre tan largo) creado por Haruko Kumota (sí, compararé un Josei a lo Shonen…) en sí analizaré el anime, pero creo que esta reseña podría adaptarse al manga. 
En primer lugar lo analizaré de tal manera en los que pueda resaltar sus puntos positivos y negativos pero también respondiendo a la pregunta de
 ¿Cómo muestra su pasión por el Rakugo el autor? Y obviamente veremos qué aporta de nuevo SGRS a la mesa.

Yotaro acaba de salir de prisión está decidido quiere convertirse en un intérprete rakugo.  Así que a va a ver al mejor contador de cuentos, aunque realmente es el único que conoce, y de ahí la historia se centrará en contarnos la historia de su maestro.


Desde el principio, más específicamente los dos primeros capítulos, sentimos lo bien documentados que estaban los realizadores del anime supongo que la mangaka también, con respecto al rakugo, las presentaciones del protagonista a su escaso público y su jefe son una maravilla.






Los movimientos de sus pies su sudor sus ojos moviéndose de un lado a otro, hablan tanto de él. Cuando por fin logra hacer reír a su jefe, entonces vemos cómo va cambiando, evolucionando su manera de expresarse. Esto habla mucho de la serie, muestra una confianza en si mismo que no se ve mucho estos días, una confianza que radica en que el espectador comprenderá la situación del personaje en cuestión sin tener que decir una sola palabra, que además encaja completamente con el Rakugo, que no solo aprovecha lo que dice el contador, pero como se expresa. En series como Kuroko no Basket y muchos otros el anime siente la imperiosa necesidad de contarnos lo que está pasando, dando nombres a las técnicas… que muchas veces roza lo ridículo, por lo que dejan una imagen congelada en la pantalla y te ponen un dialogo de dos metros. Otro punto muy interesante, es que estas series crean especies de “facciones” entre sus personajes, tiene su estilo de juego y sus “habilidades especiales”. SGRS hace exactamente lo mismo, pero no necesita de nombres pomposos o innecesariamente largos, de hecho, no necesita ni una sola palabra para mostrar estilos diferentes entre los contadores de historias y el espectador puede diferenciarlos sin siquiera pensarlo. Sí, no digo que las otras series no hagan esto, pero muchas veces no pueden simplemente callarse y dejar la escena fluir.
Habiendo dejado eso claro, paso al siguiente tema. 




El argumento de SGRS tiene varios temas de por medio, pero los dos temas más recurrentes y que sin duda son más interesantes son el Rakugo, la cultura en sí y el futuro… Sí, el futuro, SGRS quiere hablar sobre el futuro de la cultura, de hecho, me atrevería a decir la preservación de la cultura y la importancia de esta, nunca esperé encontrarme con un tema que se toca en ciertos libros en un anime de este “calibre”. Es extraño porque en muchos animes que van en respecto a un arte o deporte nunca se habla de “el fin”, por ejemplo, en Haikyuu un personaje se rehúsa a esforzarse porque piensa que igualmente todo se va a acabar cuando terminen la preparatoria, sin embargo, eso se queda ahí y el tipo pasa a otra cosa. Es importante porque en todos estos animes, hay un problema que no sabría cómo llamar que se traduce en que, si a estos niños les gusta es basquetbol de pronto todo el mundo está interesado y ese deporte se vuelve el deporte nacional de Japón, no, de todo el mundo más bien. ¿Entienden lo que quiero decir no? Y SGRS juega con eso y muestra una preocupación muy real de la parte de sus personajes por su arte, porque saben que el Rakugo está en peligro, y eso queridos amigos realmente se agradece.



¿Qué hace a un personaje un “buen” personaje? Bueno, hay varias maneras de hacer a un buen personaje, pero el concepto básico es partir de una idea simple para luego darle profundidad. SGRS tiene unos personajes bien construidos, pero que en el fondo pecan de ser simples y seguir ciertos estereotipos del medio, pero que tienen carisma y que gracias a las interacciones entre estos el anime es entretenido. Tampoco es que rompan el arquetipo completamente pero todos y cada uno de ellos tienen varias facetas. Como la hija del mejor amigo de Bon que resulta ser interesante aun cuando no forma parte de los protagonistas, tiene sus penas y sus ambiciones.
Por lo general los personajes en series de cualquier tipo, ya sean animes o humanas, suelen decir o repetir ciertas frases que los definen, de esto crece una necesidad de justificarse. Y aunque no es algo malo en todos los casos, algunos personajes caen en un vacío, dejan de ser creíbles por que se ven mas erigidos por sus palabras que por sus acciones y personalidades. Esto podría ser utilizado como recurso, pero este camino no siempre es viable porque el autor no siempre busca resaltar la hipocresía y el espectador puede agotarse de lo mismo. A lo que quiero llegar es que los personajes de SGRS son mucho más realistas. No se salen del papel, como ya había dicho antes, pero tienen los suficientes cambios para desmarcarse, se sienten mas cercanos: son mas impredecibles y flexibles. Otro punto que noté, aunque a menor escala, es que (sobre todo Bon) tienen metas y deseos, esto es algo que todos los protagonistas tienen, pero aquí sus decisiones para encaminarse a estos tienen peso, si quieres esto pierdes lo otro, y el segundo punto es que muestran una indecisión que, de nuevo, los hace mas naturales.
El desarrollo de personajes, en el caso de SGRS se produce de una manera bastante diferente a lo habitual y que no me esperaba. Al principio el anime nos muestra el conflicto de la hija del mejor amigo del maestro y en ese momento no podía significar mucho para el espectador, sin embargo, este conflicto queda ahí porque más adelante reviviremos la historia de sus personajes y entonces es donde ese conflicto o ese conjunto de escenas cobra peso. Además, hace muy interesantes a algunos personajes de la serie, mostrando como son y cómo fueron, y entonces la dinámica cambia, lo que queremos ver es cómo llegó a ser lo que es. Me recuerda a Tatami Galaxy, por que pase lo que pase sabemos que el personaje va a caer, aquí es un poco diferente, pero sabemos que ciertas cosas han cambiado y son irremediables.
De SGRS me quedo con que a diferencia de varios animes que tratan sobre actividades específicas, en SGRS el Rakugo si es el centro del anime. No solo porque sus historias giran en torno a este, y porque el autor muestra una verdadera preocupación por su arte, sino porque además de todo esto, las personas, el como son y su situación se refleja en el Rakugo, en su manera de actuar. En simples palabras el Rakugo tiene peso en esta serie, no sería lo mismo si cambiaras este por el golf o la música.
Hablando de música quisiera remarcar algo sobre esta, no sé mucho sobre teoría musical y no es un medio por el que me mueva, pero esta serie sí que sabe utilizar la música para reforzar a la animación. Como base está para reforzar la situación, pero cuando se trata del Rakugo la música combina muy bien con dichas secuencias.


En conclusión, SGRS es un anime muy sólido, pero sobre todo sabe demostrar un verdadero amor a su arte, el Rakugo. Personajes por lo general bien elaborados, pero sobretodo (y repitiéndome un poco) que giran en torno al Rakugo porque después de todo ese el verdadero tema de esta serie, el amor al arte.



{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -