Popular

Escrita por: Rietzche


SHOUWA GENROKU RAKUGO SHINJUU- DE LA MANO DE DEEN, LLEGA EL INEXORABLE TRIUNFO DEL OCTAVO YAKUMO.

Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu fue sin lugar a dudas una de las mayores sorpresas de la temporada pasada, no solo por el hecho de que muy poca gente lo haya tomado en cuenta inicialmente sino que además, por el hecho de estar producido por un estudio de prácticas y trabajos bastante cuestionables como lo es Deen. Y es que el hecho de ser un Josei, tener un inicio de 50 minutos para muchos tedioso y tratar un tema como el rakugo no fue algo que le llamara la atención a muchas personas. Pero para la gran sorpresa de muchos, consiguió ganarse totalmente a un gran grupo de la audiencia. De cualquier modo y a lo largo de sus 13 capítulos, Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu demostró ser claramente superior a todo el resto de series estrenadas en Invierno 2016, mostrándonos una premisa interesante sobre interpretaciones teatrales, que a más de realzar el aspecto cultural, nos muestra un poco de la historia y desarrollo de la sociedad japonesa a lo largo del siglo XX y hasta nuestra época contemporánea. Todo eso acompañado de escenarios y ambientes sumamente bellos, subtemas interesantes como el romance y el autodescubrimiento, un desarrollo interesante y dos fantásticos protagonistas que desprenden carisma y personalidad a cada instante. Y es justamente la magia detrás de todo eso, lo que vamos a analizar aquí.

Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu
Géneros: Drama, Josei Capítulos: 13 (1 de 50 min + 12 de 24min)
Año: 2016
Estudio: Studio Deen

Sinopsis: La narración conocida como Rakugo es una de las más antiguas y más importante artes japonesas. Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu es la historia del Rakugo, de aquellos que construyen sus vidas entorno al dominio de este, y los grandes cambios producidos en Japón tras el final de la Segunda Guerra Mundial.

Para Yotarou, el Rakugo es la oportunidad de construir una nueva vida después de haber sido liberado de prisión. Para Yakumo, es una lucha de por vida para encontrar su voz. Para Sukeroku, es tan natural como respirar. El Rakugo es lo que vincula estas tres historias de hombres muy diferentes, y lo que trajo a la mujer que lo cambiaría todo en sus vidas. En el escenario y fuera de él, las historias de Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu son realmente inolvidables.

Opinión:

Introducción: Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu es la adaptación recientemente finalizada producida por Studio Deen del manga Josei homónimo, escrito y dibujado por Haruko Kumota. Fue dirigida por Shnichi Omata, director de episodios y storyboarder de obras como Arakawa Under the Bridge y Mahou Shoujo Madoka Magica. Su manga ganó el premio a mejor manga en la categoría general de los 38º Kodansha Manga Awards. También premio honorífico en categoría excelente en los 17º Japan Media Arts Festival Awards. Además, Studio Deen ya ha confirmado el estreno de una segunda temporada centrada en el discípulo de Yakumo; Yotarou.


La curiosa relación entre Yakumo y Sukeroku, un tema principal en la historia.
Historia: Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu, es una serie muy particular y especial en cuanto a construcción argumental se refiere pues nos hallamos ante una serie que como tal, carece totalmente de tropos argumentales notorios en su estructura y en lugar de crear personajes en un ambiente veraz con cierto grado de ficción, busca una aproximación más realista, retratando un escenario real y construyendo seres humanos. La serie, como antes se menciona, tiene como tema principal al Rakugo, una forma de entretenimiento de origen japonés, que consiste en una especie de narrativa (comúnmente humorística) en formato de monologo que se remonta al siglo XVII durante la era Edo. El primer capítulo de la serie, que consta de una duración de 50 minutos, nos da una introducción rápida al tema y nos introduce a los personajes además de presentarnos una función de Rakugo a modo de muestra, en cierto punto es tediosa pero sabe usar bien su ambiente y llama fácilmente la atención debido a la originalidad de su argumento y a las intrigas interpersonales y sociales que ya desde el principio rodean al elenco principal, como el intento de redención de Yotarou tras su salida de prisión, hasta el claro conflicto entre Konatsu y el maestro Yakumo por la presunta culpabilidad del ultimo en un asesinato. Si bien en primer punto crítico se puede decir que Yotarou es matizado en los dos primeros capítulos con un rol protagónico y es en realidad un plot device para contar la historia del primer arco, no es una falla tan fuerte, pues nos lleva a conocer a dos maravillosos protagonistas. Respecto al pasado del maestro Yakumo (En aquellos tiempos Bon), nos encontramos con una interesante introducción respecto a cómo tuvo que dejar su vocación inicial y el duro paso que tuvo que dar para adaptarse a su nueva profesión. Además se nos introduce a Sukeroku, un personaje muy carismático que le aporta un desarrollo interesante a la trama. A lo largo de los capítulos vemos el avance progresivo en la vida de ambos, sus momentos más trascendentales, sus victorias, sus derrotas, sus divertidas peleas por las disparejas personalidades de ambos y las situaciones llenas de drama que suelen llegar a pasar a lo largo de sus caminos para convertirse en maestros del Rakugo y hallar su propia versión de este. La serie como tal, goza de un pacing prácticamente perfecto, dando ligeros saltos de tiempo cuando el guion lo necesita y preocupándose por no dejar detalles sueltos o causar vacíos en el argumento. La serie se preocupa mucho por mantener un desarrollo dinámico en su elenco y no dejar atrás a las figuras secundarias, que también tienen su importancia como el caso de Yurie. Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu, además de lo antes mencionado, realza su ambiente prestándole profundidad al utilizarlo como un recurso importante en el avance de la historia al mismo tiempo que retrata la realidad japonesa de la época y el constante avance dentro de esta, profundizando en temas como la evolución del entretenimiento y los problemas que el Rakugo afronta debido a esto. Llegados ya a la mitad de la serie, y cuando no parece haber mucho más que explorar, la serie ingresa en su complicado nudo, donde uno de los protagonistas entra en conflicto con el entorno que lo rodea y da origen a un desarrollo incluso más interesante y llevadero que el de la primera mitad, llegando ya a la época adulta de los personajes principales y estableciendo nuevas intrigas entorno a temas como el romance, la búsqueda de uno mismo y los problemas económicos. Para finalizar, y llegados a los puntos más avanzados en la historia, nos topamos con un desenlace muy fuerte donde descubrimos la verdad detrás del problema entre Konatsu y Yakumo a la par que se nos idealiza quien era Sukeroku. El final como tal, se siente mínimamente apresurado debido a la rápida evolución de Yotarou, y los ciertos cambios presentados durante el avance de la retrospectiva, pero no es realmente un problema pues la conclusión de la historia es fantástica y como es de esperarse se queda abierta para contarnos más, ya con Yotarou como su próximo protagonista. Para concluir el análisis de este apartado, también cabe destacar la calidad impuesta en los relatos de Rakugo y su interpretación como tal. Guion bien ejecutado, buen desarrollo y ninguna inconsistencia importante ensalzan al mejor anime de Invierno 2016. 9,75/10


Yakumo de joven, uno de los puntos de partida en la narrativa.
Arte/Animación: Studio Deen nos sorprende gratamente haciendo gala de un precioso arte de carácter simplista que realza el clasicismo y tradicionalidad del Rakugo y el entorno de este, presentando bellos escenarios con una paleta de colores en tonos marrones y metálicos que son un total deleite a la vista. El diseño de personajes sigue el mismo esquema de simplicidad tradicionalista, conjeturando asonancia visual para el argumento y a pesar de tener en ocasiones ciertos fallos no deja de tener un muy buen nivel. En cuanto al sakuga y la animación como tal, es como es de esperarse; lenta pero consistente y verdaderamente brillante durante las interpretaciones de Rakugo. Está lejos de ser absolutamente insuperable, pero le queda bien a la serie y si bien tiene unos cuantos fallos, sigue manteniendo el mismo nivel. Otra clara demostración de la redención de Deen como estudio y otra muestra de lo que esta gran serie tiene para nosotros. 8,75/10


El arte de Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu es muy bello y tracionalista
Esta sobrecogedora escena es posible gracias a la fantástica dirección de la serie.
Sonido: Si hay un primer hecho que debemos destacar inicialmente con especial atención, son definitivamente los seiyuus, que hacen un magnífico trabajo para las interpretaciones de Rakugo y que saben cómo prestarles personalidad y consistencia a los personajes cuando más se necesita resaltar dicho aspecto. La banda sonora de la serie, tiene un claro enfoque tradicionalista al igual que la mayoría de la obra y se presenta como pequeñas interpretaciones con instrumentos típicos como el Sanshin, el Taiko y el Shamisen para acompañar al Rakugo o prestarle tensión a la serie. Como tal, no es muy destacable, memorable o magistralmente interpretado, pero le da ambiente al anime y es importante para darle consistencia a este. La selección de Opening y Ending también se acopla bien a la serie, siendo Usurai Shinjuu la pieza que más destaca entre ambas. 8,6/10




Usurai Shinjuu, fantástico y muy rítmico opening

Personajes: El AOTS de Invierno 2016 continúa su gran número de buenos elementos con el apartado de personajes. Donde se nos presenta a dos inolvidables y fantásticos protagonistas que tienen un trasfondo muy completo y un desarrollo notable: Yakumo y Sukeroku (o Bon y Shin como inicialmente se les conoce). Resalta mucho la relación entre ambos, pues se llevan como muy buenos amigos o incluso hermanos a pesar de sus disparejas personalidades: Yakumo es serio, frio y trabajador. No tiene mucho interés en cosas fuera de su trabajo y puede llegar a ser muy impulsivo, pero en el fondo es bastante bondadoso, amable y comprensivo con quienes le rodean, además de tener un sentido del humor muy especial. Por el contrario, Sukeroku es alegre, cálido y un auténtico vago. Es un mujeriego y le encanta el alcohol, tiene un sentido del humor muy agudo y desborda carisma en casi todas sus apariciones, aunque al igual que su compañero, en el fondo es una persona muy ingeniosa y hábil. Pasando a personajes con trascendencia en la trama, tenemos a Yurie, que es hasta cierto punto un personaje molesto pero enigmático, como su posición de geisha, demuestra un especial apego por el dinero y los lujos, puede retratarse fácilmente como una villana, pero tiene sus puntos fuertes y positivos como su elocuencia y audacia. Yotarou y Konatsu, si bien son los personajes más carentes de desarrollo y de trasfondo, demuestran determinación y madurez como sus principales valores, además de que el primero guarda mucho parecido con Sukeroku. Las interacciones entre todos están muy bien cuidadas y todos ellos son en general bastante dinámicos y entrañables. El resto del elenco salvo por el anterior Yakumo es en general bastante blando y plano pero como no tiene mucha relevancia en la historia, es un problema menor aunque un poco notorio, como en el caso de la esposa del séptimo Yakumo o el asistente de este. 9,6/10


Parte del elenco principal de la serie. De izquierda a derecha: Yurie, Sukeroku, Yakumo Octavo, Yakumo Séptimo y su asistente,
Veredicto Final: Damas y caballeros amantes del manga/anime, abran paso a la mejor serie de la temporada Invierno 2016 y ovacionen al genial 8vo Yakumo, pues nos encontramos ante una auténtica obra de arte, absoluta revelación del 2016 y ya un muy fuerte candidato al Anime Of The Year 2016. Studio Deen parece finalmente encontrar su camino con esta fantástica obra que resplandece fuertemente con frescura y calidad.
9,18/10

{ 2 comentarios ... read them below or Comment }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -