Popular

Escrita por: guy wholikesanime


El anime más popular del 2015, ¿se merecía el hype?.

INTRODUCCIÓN


Miren quién decidió aparecer, el señor “soy el mejor anime de la historia y todo el mundo me ama”. Muy astuto MadHouse, haciendo adaptaciones de mangas lucrativos en lugar de sacar las malditas versiones animadas de Pluto y Gunmm, ¿o es que Maruyama se llevó los derechos a MAPPA? Supongo que es más interesante adaptar basura de novela ligera. Vamos al punto antes de que mi catarsis me provoque un infarto, ¿es One Punch Man bueno? Sí ¿Está sobrevalorado? De una forma asquerosa y ridícula.



HISTORIA Y PERSONAJES


Saitama es un hombre común que decidió entrenar por 3 años para convertirse en un superhéroe, pero ahora es tan poderoso que acaba con todos sus enemigos de un solo puñetazo. Y esa es toda la historia. No, en serio, esa es toda la historia. No hay nada más, y supongo que ese es mi primer problema con One Punch Man, no intenta nada. Simplemente agarra esa premisa y la maneja con una estructura de “monstruo de la semana” haciendo que Saitama mate de un único golpe al enemigo de turno. Por supuesto que todas las peleas tratan de construir algún tipo de expectativa para que parezca interesante o hacernos creer que hay algo en riesgo, pero considerando que todas las batallas terminan con Saitama ganándole al enemigo usando el mínimo esfuerzo uno se empieza a preguntar a dónde va la serie con todo esto. Y ¡sorpresa! No lleva a ningún lado. Los 12 episodios de esta serie consisten simplemente en el mismo chiste repitiéndose una y otra vez al tiempo que se introducen más personajes y el gigantesco sello de “estilo sobre sustancia” está aplicado por todo el anime.


No me malinterpreten, One Punch Man es muy divertido y entretenido por su espectáculo de colores brillantes y banda sonora adrenalínica, pero para una persona como yo enormemente pretenciosa con la cabeza completamente metida dentro de su propio culo y que disfruta pensando todos los posibles mensajes de un anime de ciencia ficción, la serie se siente chata y blanda. Y honestamente no es que One Punch Man sea tremendamente original, de hecho hemos visto muchas series de rule of cool llenas de acción y comedia y con casts de personajes muchísimo más carismáticos (y también mucho mejor hechas), pero que simplemente no tuvieron la exposición ni la fanbase de las que disfruta el pelado con capa. Y tampoco es que nunca se haya hecho una parodia de superhéroes en el anime o para el caso series sobre protagonista ultra poderosos que acaban con todo lo que se cruza en su camino. Por eso me cuesta entender qué es lo que la gente ve para andar dándole dieces a una serie que claramente no se esfuerza por tenerlos. 



Mucha gente alega que el tema de la serie es el ser marginado e incomprendido por la sociedad a la que protege constantemente con lo que concuerdo, ese el tema principal de la serie, pero respóndanme esto, ¿parece realmente que Saitama esté sufriendo o esté triste por esta marginación y falta de atención del público? ¿Existe alguna especie de drama o de lucha psicológica en el personaje por ser aceptado? Entonces si al personaje no parece importarle, ¿por qué debería a mí? 

Otra falla trascendente es la falta de objetivo. Y de nuevo alguien me dirá “El objetivo es muy claro, ser el mejor de todos los superhéroes.” A lo que yo responderé “Saitama ya ES el mejor de todos los superhéroes, puede matar a cualquiera de ellos de un solo golpe, ese es el chiste. Lo único que le falta es un puto papel del gobierno que diga ‘Usted es el mejor de todos los superhéroes’ y no sé ustedes pero para mí conseguir un papel del gobierno es un objetivo de lo más aburrido.” Y no es que a Saitama se le vaya a presentar un enemigo invencible. Incluso si se presenta un enemigo invencible y falla la primera vez que lo enfrenta simplemente va a entrenar más, o aliarse con otro héroe o averiguar su debilidad a través de aburrida exposición. Y si alguien lo llegara a matar sería puro factor de shock con el objetivo de impresionar a la audiencia y darle una excusa a esta para quemar MadHouse hasta los cimientos. Nuevamente alguien me dirá que esa es la estructura que siguen todos los shonen de pelea. Yo no lo podría haber dicho mejor, pero supongo que esa es la razón por la que en general no disfruto de los shonen de pelea, y One Punch Man es uno más de ellos, uno que se ve sorprendentemente bien y que viene con una buena dosis de comedia pero un shonen de pelea al final del día.



Supongo que tendría que hacer una nota en la comedia en este momento, así que eso haré: está bien.

Otra cosa que me molestó mucho es la exposición. Más te vale tener a alguien sentado al lado con una corneta si vas a mirar esta serie, de otra forma te podés llegar a quedar dormido debido al aburrimiento de escuchar largas explicaciones y textos de información sobre un montón de cosas irrelevantes. La mejor forma de meter exposición es mostrando los detallas con sutileza y naturalidad, no poniendo a un personaje a hablar con una pared durante veinte minutos. Así se desacelera el ritmo y el público pierde el interés.

El mundo es una de las cosas que realmente me impresionaron y me mantuvieron muy interesado en la serie. Los kaijins, las ciudades, los héroes, todo me da ganas de ser explorado. Imaginen las posibilidades que presenta este mundo que combina fantasía con ciencia ficción, me imagino algo así como el Universo de Marvel, lleno de facciones enfrentadas entre sí e historias muy buenas para contar. Me gustaría que la serie se hubiese concentrado más en profundizar y armar este mundo y explorar a sus personajes en lugar de simplemente introducir villanos de la semana sin ningún tipo de incidencia en la historia y héroes que quedaban opacados por la sombra de gigantesco pene de Saitama. Hablando de eso…


Blandos son los personajes de One Punch Man, aunque esto parece ser otra de las constantes de los shonen de peleas del anime moderno. Pero regocíjense, porque no son personajes blandos de base, de hecho son personajes de base muy interesante. Como dije el mundo de One Punch Man es muy interesante para explorar, conocer y construir historias en él, y a su vez los personajes que llenan este mundo son igualmente carismáticos e interesantes de conocer. Por desgracia, el anime tiene la mala costumbre de introducirlos y deshacerse de ellos de forma inmediata en forma literal si se trata de los villanos de la semana o dejándolos a un lado de la historia si se trata de potenciales aliados y amigos de Saitama, quién por cierto también cae en esta descripción: muy interesante de base pero no se hace nada ni con su personalidad ni con su desarrollo.

Por supuesto que todas estas críticas quedan inválidas si asumimos que estos doce episodios existen con el único propósito de introducirnos a los personajes y al mundo de la serie y que la segunda temporada se va a ocupar de expandir sobre ese mundo creando un conflicto interesante y desarrollando y explorando a los personajes. Eso, o voy a enterrarlo en la sección de mierda repetitiva que no me interesa.



PRODUCCIÓN


Nos salteamos toda la parte técnica, pero fue parcialmente a propósito porque acá es donde One Punch Man mejor se defiende. Una producción de MadHouse así que ya sabemos que se va a ver tan bien que de los ojos de todos van a salir unicornios que expulsen arco iris por el ano. El director es Natsume Shingo, un hombre enormemente talentoso acreditado en una pila de cosas de una calidad increíble. La animación es enormemente fluida salvo por los momentos de comedia en los que la serie decide adoptar el estilo del web comic original, llena de cuadros para evitar el uso de líneas de velocidad e imágenes estáticas. Una paleta de colores muy variada y brillante, para crear una orgía visual frente a nosotros. Efectos de primer nivel, una calidad técnica perfecta y una competencia en la dirección envidiable, todo para hacer que las batallas sean un espectáculo visual genuinamente orgásmico.

La música es otra nota a destacar. Es una banda sonora de heavy metal gentil pero fuerte y nuevamente aplausos al director. ¿Vieron como siempre me quejo de que los directores no entienden nada sobre yuxtaposición de sonido e imagen? Pues aquí hay un caso contrario. Shingo sabe muy bien qué pieza usar en cada situación, es muy efectivo con las transiciones y verdaderamente entiende que está trabajando en un medio audiovisual en el que la armonía de ambos sentidos es fundamental para crear una buena experiencia. Honestamente estoy más emocionado por la carrera de un joven director que promete que por la serie en sí.




CONCLUSIÓN


Sea lo que sea lo que saques de esta reseña no quiero que te vayas con la impresión de que One Punch Man no vale tu tiempo, porque sin lugar a dudas lo hace. Tiene peleas animadas de forma espectacular, visualmente es una fiesta, la banda sonora es increíble y despliega un potencial tremendo para construir una historia muy interesante. El problema es que no vi rastros de esa historia muy interesante en estos 12 episodios. Simplemente vi un montón de comedia simple y acción sin sentido. Hermosa y espectacular acción sin sentido, pero acción sin sentido al final del día. Sí, es uno de los mejores animes del 2015 pero eso no es decir mucho considerando lo horrible que fue este año para el medio. Es una serie buena, pero como tantas cosas que son buenas el hype, la sobrevaloración, los fanboys, lo hacen parecer más de lo que en realidad es. Miralo para saber qué es lo que todos discuten en el momento pero no esperes sacar mucha satisfacción.


{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -