Popular

Escrita por: OnionSoda


Reseña Anime y Manga
Estudio/Revista: Xebec / GFantasy 
Duración: 25 episodios, duración normal (adapta hasta el cap. 32) / 104 capítulos, 24 volúmenes.
Géneros:  Misterio, Fantasía, Drama y Aventura
Resto de la ficha: Anime / Manga

Buenas, bienvenido a mi nueva reseña luego de....... oh god
Bueno un tiempo bastante largo que me dejó algo oxidado en el tema y, sí, estoy escribiendo hasta que se rompa el bloqueo.

En esta oportunidad le traeré la review de una de mis historias favoritas. Sí leíste bien dije “favorita”. La palabra que más debo mezquinar después de “vergüenza” y “calvicie”, y no, no es uno de mis favoritos troll,  todos juntos deseémosle suerte a Max en los comentarios :D, este es genuino.

Este manga tuvo un anime de 25 episodios al que también me dirigiré puntualmente en algunas partes.

Como siempre, no hay spoilers en mi reseña, y si querés podés tomarla como recomendación nada más decime tus impresiones y/o dedicame tus desilusiones en los comentarios.

Suficiente divagar, la reseña:



Sinopsis 

En un mundo donde los cumples de 15 son cosa de hombres, el joven heredero del ducado Vessalius llamado Oz ve su vida tomar un giro dramático cuando, en su ceremonia de adultez, sufre el, segundo, peor percance posible: los míticos Baskerville rompen su silencio de décadas decididos a condenarlo por el pecado de su mismísima existencia y le envían a la prisión conocida como “El Abismo”. Allí es rescatado por una amnésica “Cadena”, uno de los seres que moran en el lugar, llamada Alice o “El Conejo Negro Manchado de Sangre” -nombre digno de banda de black metal-. Evento el cual desencadena una serie de sucesos que sacuden los cimientos de secretos centenarios que lo involucran (tanto a él como a Alice) con la fatídica “Tragedia de Sablier” que amenaza con repetirse.


Desarrollo: 

Pandora Hearts es una historia fuertemente inspirada en “Alicia en el País de las Maravillas” de Lewis Carroll, ya sea desde el setting victoriano, los nombres y hasta los roles de la mayoría de sus personajes, siendo lo que podría apodarse comúnmente como un subgénero de historia fantástica, con un giro hacia lo siniestro y la locura -yay-.
Siendo esta última producto de la desesperación -yay- que se asocia a los tres temas centrales: la soledad, el destino y el amor fraterno-filial -ya… eh?-
; aunque, antes de que ello sea evidente, Pandora Hearts establece tan pronto en el segundo episodio (o capítulo, en el manga) una seguidilla de misterios: ¿Qué es ese pecado? ¿Quién es Alice y qué significado esconden sus memorias? ¿Cuáles son las intenciones de estos personajes? Todos introducidos de un modo breve y bien delimitado, haciéndolos fáciles de incorporar y capaces de cautivar a un, por lo que llego a apreciar, amplio espectro de espectadores, por tanto idóneos a la hora de comenzar lo que será un verdadero viaje.


De la mano del misterio viene la narrativa, en este caso un ejemplo en general consistentemente bueno de lo que es una historia ramificada, que juega con diversos puntos de vistas sobre sucesos del pasado. Esto con la forma a cuentagotas de revelar más detalles, es una de las cuestiones que juegan tanto a favor para algunos como en contra para otros.

Por un lado: como mencioné antes, es muy fácil “entrar” en la historia y mantener el interés, más así si remarco que no es un misterio que cae en algunos de los vicios comunes. A consecuencia también, el desarrollo de los personajes es tan notable y drástico como orgánico, tanto así que retroactivamente le da mayor significado y contenido a escenas anteriores; el valor de una releída, como noté al reír como chiquilín al menos una vez por capítulo, es por ende alto.


Por otro lado, es una lectura pesada ya con el volumen de contenido por capítulo: de diálogos e interacciones y situaciones dramáticas con las que que periódicamente te avalancha, lo cual, a consideración del estimado cebolla que les habla, es bueno en sentido de que no recuerda un momento en que haya pensado “esta escena/capítulo es una pérdida de tiempo que podría haber invertido en mirarme en el espejo, maltratar a alguien porque sí o ver a un youtuber gritándole a una cámara mientras juega RE7”. 

El anime al ser un medio más dinámico solventa esto en algunas partes, pero erra también en otras, en muchas otras… como ya les mencionaré.

Además se hace notorio, más para los que leímos el manga durante su publicación, que hay muchas cuestiones que recordar sobre las que vuelve (estamos hablando de cosas que pasan decenas de capítulos atrás, lo que se traducía en años) sin aviso y te deja descolocado, ni hablar que puede dificultarte retomarla.

El ritmo puede volverse casi monótono (especialmente en el anime), y el tono puede ser errático para algunos, entre el drama y el humor en particular: es del estilo de cosas como Hellsing, gags breves con los personajes en modelo chibi injertos en mitad del diálogo, pero con la diferencia que este es uno de los intentos más integrados que verás con la caracterización de sus personajes.



¿Qué hace especial a Pandora Hearts? 

Volvamos a algo que mencioné: “vicios comunes” del misterio, y esta es una cuestión bien subjetiva sobre la que muy bien puedes prescindir: cuando leo que una historia tiene 0como eje central resolver un misterio, la primera palabra que cruza mi mente es: “paso”, en memoria o trauma a que la inmensa mayoría de la ficción del género, o es más críptica y autoreferente que el spam diario de brosky, o es incompetentemente obvia a la hora de dar pistas, o peor aún maliciosamente oculta un detalle al espectador para luego revelarlo en el momento clave y autofelicitarse como brillante cuando es tan válido como decir que vino un ovni con forma de banana y resolvió todo tocando el himno de la URSS. Calma Onion, calma.


A lo que voy es que me resulta notable que pueda decirle favorita sin rodeos a una historia del género más propenso a irritar o desilusionarme y esto es por una sencilla pero muy notable razón: está tan pensada y trabajada, de inicio a fin, que todo el criticismo anterior es en perspectiva casi diminuto. No sólo porque es constante a la hora de proveer más detalles y avanzar en el desarrollo de sus personajes, sino porque es tan consistente y coherente internamente que hasta se da el lujo de primero jugar con las primeras impresiones de los personajes y las expectativas que provoca; y ya adentrada en la mitad es capaz de múltiples revelaciones y giros argumentales, drásticos y espectaculares por igual, sin descarrilar o desenfocarse. 
Una historia tan entretejida que hasta minúsculos detalles e0n el obrar de los personajes tiene un fundamento detrás.


Naturalmente, el aspecto de misterio poco a poco se va agotando y en este caso el mismo no es uno de esos que al resolverlo concluyen los conflictos de la trama, por lo que se va trasladando la importancia a resolver el verdadero eje de la historia: los arcos de sus personajes.



Los personajes 

Al principio este punto no parece ser algo que despeine a nadie, hasta me atrevo a decir que es muy fácil tomar por simplona a la caracterización porque a primeras lo es. 
Sucede entonces que primero con las reacciones anti-naturales o sospechosas del elenco se expone por contraposición un punto y luego mediante flashbacks -el recurso más utilizado para esto- se revela una situación que le da un basamento desde el cual crece el personaje. Esta fórmula muy sencilla y repetida a lo largo de la serie combinada con una intrincada trama que involucra múltiples personajes y sus motivaciones particulares, y en especial toda la tragedia que arrastran consigo o luchan por superar, da como resultado que sean verdaderamente memorables tanto los principales como los secundarios.

Oz Vessalius


Con ver el primer episodio uno fácilmente asume que es una especie de protagonista “shonenezco”, alegre, genérico o que es la bolsa de arena designada por el universo para que tenga una excusa para angustiarse. Aunque lo segundo puede que sea hasta un punto cierto, nadie podrá negar que Oz es un personaje muy interesante y lleno de personalidad, el protagonista idóneo en esta historia. Su solo desarrollo a lo largo del recorrido es una de las notas altas de Pandora Hearts -y de las cosas que el anime se encargó de mermar-, es alegre, carismático, optimista y profundamente herido desde lo emocional al punto del martirio. 
Por decirlo a modo de comparación, -estoy casi seguro que esto que diré será contraproducente para recomendar esto- tomemos a Shirou de Fate y hagámoslo bien démosle más personalidad, menos monólogos de ideales, un trasfondo y motivación más identificables y diálogos que no se vuelvan memes.


Alice “The Bloodstained Black-Rabbit”

Seibaaaaaaah Ariiisuuuuuu

Cómo no, acá tenemos a la heroína que es quien aloja el poder, que casualmente es el stand bicho más temido del setting y resulta que no es más que una niña infantil y violenta, y es una suerte de interés romántico. O eso parece.

Sus memorias y las consecuencias de su contrato con Oz son los primeros conflictos importantes sobre los que se mueve la trama. Hablar mucho más de Alice es verdaderamente difícil en el espacio de esta reseña sin spoilear. Sí, experimenta un buen desarrollo y su mera presencia está vinculada con el desarrollo de la trama, pero su rol es más pasivo comparado al de Oz y se ve bastante relegado en algunas partes. 
No estoy haciendo una crítica con respecto a este personaje, nada más date por avisado si eres un Miyazaki que se siente compelido a que una mujer fuerte e independiente sea el personaje central o la obra no es tan buena como debería.


Gilbert Nightray

Cómo no, el de pelo negro que es introvertido para hacer contraste con su amigo, sólo que no es su amigo: es su amo.

Sí… relación amo-maestro con un menor, diseños bishonen, setting victoriano, misterio, humor tipo gag, contratos con seres peligrosos y mucho fanart que sería desterrado hasta de Mordor, e incidentalmente figura que completé YoI hoy porque me olvido de agregar las cosas que veo a mi lista.

Suena como que te estoy vendiendo un Kuroshitsuji* de cuarta y menos conocido, ¿no?


*: vi alrededor de 6 episodios y mi criticismo real con esa pasa por lo insípida que me resultó, no por lo que haga o deje de hacer parte de su fandom.

Tranquilo que esto no es sobre romanticismo -por una vez están bien los tags de MAL, y no los de otros sitios-, de partida, y donde a algunos les encanta ver El Guardaespaldas lo que en realidad hay es una relación desesquilibrada por la culpa, la dependencia emocional, la amistad y el pasado oculto llevada al límite y puesta a prueba en numerosas oportunidades a lo largo de la trama. Gilbert es en muchas cuestiones un anti-héroe clásico, o lo que hoy día todos llaman un héroe con defectos que apunta más que a cambiar, a enriquecer sus motivaciones.
Ese es nuestro trío principal, podría ahondar en otros personajes secundarios que realmente, a su modo particular, “se roban el show” cuando aparecen, como Xerxes Break (lejos el más carismático), Jack Vessalius, Elliot Nightray y Rufus Barma.

...Pero debería terminar esta reseña algún día.




“Supongamos me convenciste de verla, ¿por dónde la empiezo: Anime o Manga?”
Originalmente vi el anime por los albores de 2010 -tranquilo Onion, algún día destruiremos a Alemania y ultrajaremos sus cenizas-, sin mayor problema que la insatisfacciones a las que tarde o temprano nos acostumbramos: historia inconclusa y un horroroso final inventado que, junto a varios cambios introducidos, crea serias inconsistencias con el canon y es horripilante casi al nivel del que hicieron con Claymore* -ugh-  *Por cierto: Claymore está en similar aunque quizá mejor situación que este. La adaptación es muy buena hasta que meten el contenido original de anime, lo que sigue en el manga vale mucho la pena y recomendada si buscas acción. 

Pero descuida, estoy yo -mi tryhardeo dedicación para reverlo- y la certeza de un manga terminado para cubrir tu incertidumbre: si se te hace más llevadero ver un anime que leer un manga, entonces adelante porque el trabajo de Xebec (a pesar de ser uno los estudios realmente más malos que aún existe) no se interpone demasiado y es fácilmente identificable en sus metidas de pata:

1)Si una escena se siente muy prolongada: fue Xebec.
2)Si episodios como el 6, 7, 9 y 10, se sienten cansinamente reiterativos bombardeándote con flashback de algo que mostraron en el anterior o incluso el mismo episodio: fue Xebec.
3)Si parece que estén apenas resistiendo el impulso de hacer un “pantyshot”: adivinaste, fue Xebec.
4)Si una pelea dura más de dos segundos y tiene una coreo tan tonta que te hace pensar “¿no se suponía imponentemente poderoso el conejo este?”: fue Xebec.
5)Si el perro y toda tu familia murieron: fue Xebec.
6)Si los fondos de ciertas escenas te parecen muy poco imaginativos considerando que se supone que El Abismo es un lugar siniestro lleno de locura: fueron los dos esta vez, puesto que el manga no era nada que destacar en arte hasta que ganó una notoria popularidad con este anime… Pero Xebec bien pudo mejorarlo y no hacer un Copy&Paste, así que: fue Xebec.


Igual, hay cosas que sí se hicieron bien, como el casting, la banda sonora y un par de diálogos y escenas mejorados. 
Considerando todo esto, que ya se veía estéticamente viejo en 2010 y que debes evitar los episodios después del 22 como la plaga, es bastante decente.
En Conclusión 

Pandora Hearts es una historia compleja que goza de una trama espesa en contenido y carga dramática. Quizá muy enredada para el gusto de algunos, pero internamente consistente al punto de que uno en retrospectiva no puede sino admirar todo el trabajo que debió tomar para construir.

9/10 Recomendada 


¿Y vos la viste o la vas a ver? ¿Qué te pareció?

Nos vemos en la próxima que esperemos no me tome tanto hacerla.

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -