Escrita por: Capitan02





Viendo la luz un 31 de Diciembre de 2015 con un capitulo “preview” especial y siendo lanzada oficialmente el 3 de Abril de 2016, Macross Delta finalmente nos deja el 25 de Septiembre pasado, luego de poco más de 5 meses al aire. Era una serie que en su nombre nos prometía cambios que al parecer, no eran los esperados por los fans de la vieja escuela, pero que dejó muy contentos a un sector bastante especifico de fans y nueva audiencia.
No es difícil que al visitar foros respecto de Delta (o incluso en las mismas páginas de streaming), encontrar hilos de discusión infinitos respecto de si fue una buena o una mala entrega, sin embargo ¿es Macross delta una buena entrega que fue capaz de volver a encantar a los fans y atraer nuevo público o fue un desastre masivo como se profesa en general?

es fácil observar este tipos de reacciones en la red cuando hablamos de esta nueva entrega

 La parte aburrida: los datos técnicos.

No existe ser en esta tierra más capacitado para hablar de Macross que el propio creador de la saga y es que Shoji Kawamori (director principal de la serie) ha sido el núcleo en torno al cual Macross se ha nutrido de grandes figuras en su staff a lo largo de los años y es que solo a excepción de “Macross II”, ha participado como creador de toda la saga o diseñador de mechas. Además de Macross, también ha participado en la creación de series como “ Escaflowne”, “NtF” y “AKB”. Como diseñador de mechas ha participado en series como “Gundam 0083”, “Eureka Seven” y “GiTS”, como pueden ver un currículo no menor.

Complementando el trabajo de Kawamori también encontramos a Toshizou Nemoto en el guión y composición de la serie quien ha participado en series como “AKB0048 NS”, “InuHatsu” y ”Gundam IBO”.En el apartado estético tenemos a Shigemi Ikeda como director de arte de la serie, a quien recordamos por el gran trabajo que realizo en “Gundam T8MT” y “Gundam TO”, además de lo anterior también ha trabajado como director de arte en obras como “Afro Samurai”, “HeroAca” y “Oregairu”. Como pueden apreciar, el espectro géneros en los cuales ha trabajado es bastante amplio.

En diseño de personajes la persona a cargo es Majiro con la colaboración de Chisato Mita y finalmente Shindou Yuu como director de animación en cuyo historial no tiene grandes aportes en series de combate (quizás salvo “ToAru” en 2 episodios y el OP 2).


En cuanto a la música, tenemos a Susuki Saeko y al grupo Tomishiro (quienes habían trabajado juntos en “RnL”) y como artistas principales al grupo de idols formado específicamente para esta entrega “WALKURE”.


En cuanto a las voces de los personajes principales, tenemos a Yuuma Uchida como Hayate Immelman, Asami Seto como Mirage Farina Jenius, Ami Koshimizu como Mikumo Guynemer y Minori Suzuki como Frejya Wion.


En resumidas cuentas, el staff de Macross Delta no es menor y realmente se vió reflejado en algunos aspectos de la serie ya sea en el apartado gráfico de los combates, la ambientación y fotografía o incluso en el diseño de mechas y personajes, sin embargo el guión y la dirección de la serie logran que todo lo anterior quede en nada y el por qué quedará más que claro a medida que analicemos esta entrega.
 

Un pequeño resumen:

Cronológicamente Macross Delta se sitúa 8 años tras los eventos de Macross Frontier. El escenario en estos momentos se centra al otro lado de la galaxia, específicamente en el planeta Al Shahal del cúmulo estelar Brisingr en donde nuestro protagonista, Hayate Immelman, se encuentra holgazaneando una vez más, razón por la cual es despedido de su trabajo.

Mientras nuestro protagonista es enviado a trabajar por última vez ordenando los contenedores, este se encuentra con Freyja Wion quien está escondida en un contenedor de manzanas al haber viajado como polizón tras escapar de un matrimonio arreglado en su planeta natal Windermere. Además del escape, indica que intenta ingresar al grupo de idols Walkure, razón por la cual había decidido viajar al planeta Ragna para participar de una audición que se llevaría a cabo en ese lugar. Hayate le explica que el planeta Ragna se encuentra a 30 años luz de distancia sin embargo en ese momento Freyja es descubierta por un dron de vigilancia y comienza a darse a la fuga.


Luego de unas breves presentaciones de los personajes del escuadrón Delta y Walkure en pantalla, podemos ver que Hayate y Freyja vuelven a encontrarse solo para el inicio (convenientemente) de una infección por el síndrome Var. Como es de esperarse, nuestro protagonista se sube a un Valkyrie, rescata a la protagonista de turno y voilà tenemos un primer capítulo standard de Macross... o eso creíamos.



¿ Un cambio (∆) para peor?

Como muchos sabrán, la letra Delta del alfabeto griego simboliza un cambio o diferencia, con eso en mente intenté durante varios días mientras veía la serie, pensar en cómo abordar el análisis de la misma. Efectivamente, Delta nos trae un cambio bastante drástico en un apartado que es bastante clásico dentro de esta saga: las Idols.

Personalmente no soy muy adepto al tema de las idols, sin embargo Macross ha sabido lograr a lo largo de sus series que este punto no parezca tan antinatural dentro de su universo. Ya sea siendo un fan de años o alguien que se fue sumando gracias a las nuevas entregas, no te resultará extraño ver a Lynn Minmey cantando frente a una gran flota Zentran o a Ranka y Sheryl cantando en la batalla final por el planeta Vajra. Las idols siempre han estado en el universo de Macross, algunas como Sharon Apple o Sara Nome han contado con la suerte de que la trama de sus ovas las hagan ser parte esencial de la misma y no solo una herramienta de solución de conflictos, sino más bien siendo el o parte del conflicto, dotándoles de una profundidad a sus personajes bastante grande. 


 Por otra parte, Macross Delta sorprendió con cinco divas en el escenario lo que terminó siendo bastante molesto no solo visualmente hablando, y no, no me refiero al hecho de tener una bola de nenas lindas haciendo cosas lindas transformándose al más puro estilo “mahou shoujo” mientras 300.000 personas mueren a su alrededor por culpa del Var o el hecho que desde la nada el campo de batalla se transforme en un escenario típico japonés con varitas de colores brillantes mientras una montaña de cadáveres se apila a su lado, o quizás el hecho de que en general las voces eran bastante disonantes cuando cantaban a coro o que el timbre de voz de Minori Suzuki (Freyja) haya sido muy similar al de Megumi Nakajima (Ranka) restándole originalidad y variedad vocal… , si no que a algo más profundo. 

A la mierda el refugio, yo me quedo viendo el concierto vieja!

Cuando hablamos de algo más profundo, nos referimos los cimientos de cualquier serie, al guión y dirección. Macross Delta tenía muchos argumentos disponibles para desarrollar, pero en vez de centrarse en unos pocos o al menos los más importantes (una guerra entre una raza antropomórfica y las NUNs realmente era una muy buena premisa, a pesar de ser un refrito de Zero). En vez de eso, terminaron "intentando" desarrollarlos todos de manera muy pobre y  para desgracia de quienes seguíamos esta serie, a medio camino decidieron decantarse por un argumento similar (si no es idéntico) a Frontier en donde se reemplazaron los Vajras por los Windermerians y a Grace por Roid generando un final totalmente anticlimático y repetitivo debido al apuro que tuvieron por cerrar a última hora algunos vacíos argumentales (y creando muchos más).

Sumémosle a lo anterior lo predecible del final, debido a que ya desde los últimos episodios los guiños a cómo iba encaminada la serie eran demasiado evidentes, generando que de toda la historia anterior, solo tuviese algo de sentido el uso del sistema de la protocultura gracias a los incontables Deus ex machina que se sacaron del bolsillo . Además, tenemos malas decisiones de dirección en varios capítulos sobre todo respecto del momento en cuando utilizar el recurso de las canciones de Walkure, llegando a ser bastante molesto en algunos casos. Tomemos como ejemplo el capítulo 7 donde se infiltran en el sistema de protocultura del planeta Voldor en donde en cada momento que Reina "hackeaba" el sistema de seguridad empezaba a sonar una canción de Walkure y las chicas comenzaban a hacer poses lindas, matando toda la tensión acumulada hasta ese momento producto de lo (se supone) difícil de entrar a una ruinas repletas de soldados enemigos. 

Siguiendo con lo anterior, nunca se ahondó en porqué se detonó la bomba dimensional en Windermer o por qué algunos “elegidos” podían sentir o usar estas corrientes de viento (al más puro estilo de las corrientes de trapar en Eureka seven) y menos la explicación de qué diablos es este “viento” del que tanto hablan.


Es muy probable que Kawamori se "inspirara" en el trapar de Eureka seven para el viento de Delta


La apresurada muerte de Messer que no nos dio tiempo de encariñarnos con el personaje, lo superficial del desarrollo de las integrantes de Walkure, lo plana de la personalidad de Mirage (y el hecho que se autodescartara de la pelea por Hayate muy tempranamente mandando al carajo todo el triángulo amoroso, si es que alguna vez existió), lo cliché de las personalidades de Makina y Reina, la motivación simplista de los caballeros de Windermere y el uso de NUNs como un posible villano que quedo finalmente en nada son evidencia de la pobre dirección y guión que tuvo, lo cual es bastante extraño teniendo en cuenta que el director asistente trabajó en  IBO, que si bien tuvo tanto o más fanservice que delta, manejó la historia relativamente bien a diferencia de esta serie.

Las posibilidades eran muchas; por ejemplo la habilidad de manejo de Hayate era algo innovador dentro de la saga. Es cierto que “bailar” con un valkyrie es bastante transgresor dentro del género pero perfectamente pudieron hacer de esto una característica del personaje y hacerlo algo distintivo del mismo, pudiendo hacer más dinámicas las escenas de batalla. Sin embargo, para mayor decepción terminó pilotando como cualquier otro personaje perdiendo la esencia de vuelo con el cual le habían presentado en los primeros capítulos. 



Creo sin lugar a dudas que el único punto fuerte del desarrollo de personajes fue el de Freyja Wion que si bien faltó bastante por desarrollar al igual que el resto del elenco, fue el personaje mejor logrado de la serie, un personaje muy carismático con el que fácilmente puedes llegar a encariñarte y que también fue altamente desaprovechado ya que, al igual que Hayate ,la sinestesia de Freyja pudiese haber tenido un poco más de protagonismo; en vez de ello es desechada al poco tiempo, relegándose su uso solo a contadas escenas en pos del recurso de la Runa. Personalmente encuentro esta "runa" demasiado redundante en lo que se refiere a la expresión y transmisión de sentimientos, teniendo en cuenta lo versátil que fue la animación de la cara de este personaje y el hecho de que todos en Windermer cuentan con una lo que, a diferencia de la sinestesia, no le da una característica única al personaje.

Freyja is love, Freyja is life.

En cuanto a la música, los temas incidentales fueron realmente flojos dando la sensación a ratos que fueron sacados de algún título RPG, por lo que no considero justo comparar este apartado con otras sagas de Macross teniendo en cuenta que las anteriores contaron con grandes exponentes como Kentaro Haneda y Yoko kanno (esta última compuso grandes bandas sonoras de famosas series además de componer la totalidad de las partituras de Sheryl y Ranka en Frontier bajo el seudónimo de Gabriela Robin). En cuanto a las canciones de Walkure, no pretendo emitir una opinión sobre ellas debido a que no me considero capacitado para hacerlo debido a que no soy un gran fan de este estilo de música, a pesar de eso debo reconocer que las canciones de Ranka y Sheryl en Frontier sí fueron de mi agrado y algunas hasta memorables, cosa que con Walkure no fue posible y la verdad considero que más que la falta de habilidad de composición, corresponde a la mala dirección en torno al momento en el cual utilizar las canciones. Y es que si bien hay un par de temas pegajosos (que musicalmente no son nada del otro mundo ya que siguen la misma premisa de los one hit wonder) no generaron un gran impacto y en algunos momentos se hicieron hasta desagradables de escuchar al romper la tensión o drama del momento como vimos anteriormente. Tomemos por ejemplo el tema “Diamond crevase” (primer ending de Frontier) el cual fue re versionado en un acústico para el episodio 20 cuando sucede la muerte de uno de los personajes y comparémoslo con Axia de Kaname en el episodio 10 de Delta.


Como pueden apreciar, la diferencia en interpretación e intencionalidad (por ejemplo las inspiraciones de May’n que le dan un toque de sollozo y angustia a la canción) son enormes. Es cierto, son escenas con premisas totalmente distintas: uno es un dogfight (bastante bien animado… hasta que salen las corrientes de Trapar, digo viento) y otro es una batalla de protección, sin embargo la finalidad es la misma y es generar un punto de inflexión por la muerte de un personaje y dar un ambiente de impotencia por la tragedia ocurrida. Pero que esto haya ocurrido en el episodio 10, donde apenas sí conocíamos a los personajes, y considerando las pocas apariciones que tuvo Messer en la serie y el incluso menor desarrollo del trasfondo de su personaje que nos deja con la idea de que era alguien muy cuadrado y que siempre termina haciéndole la vida imposible a Hayate y Mirage, hace que finalmente no logre generar el sentimiento de angustia que sí puede ser obtenido del capítulo 20 de Frontier, donde, si bien el personaje de Michel en general era usado para aliviar la tensión del momento, o como un hilo conductor de la historia, prácticamente te ha acompañado durante toda la historia (con todo lo que eso implica) lo que lo hace aún más entrañable. 

Salvo el último capítulo en el cual aparece, Messer puede ser reducido a este meme en Delta.

En cuanto al arte, animación y CGI no hay nada adicional que podamos decir, el trabajo fue realizado correctamente y estuvo a la altura de la época en el cual nos encontramos, hubo algunos puntos bajos en el CGI del vuelo de los valkiryes, pero se puede apreciar que le pusieron bastante cariño a la hora de animar Macross Elysion (salvo en el último episodio) y eso se agradece bastante ya que hay que tener en cuenta que este tipo de cruceros clase Macross son los que mantienen viva la memoria del ASS-1 Macross original. En cuanto al diseño de mechas, el VF-31 Siegfried no es nada innovador y la verdad llega a ser bastante soso en el diseño, donde realmente Kawamori se lució, fue en el diseño del Sv-262Hs Draken III de las fuerzas de Windermere, si bien recicló el concepto de usar ghost al estilo de Lucca en Frontier, el hecho de que estos fuesen un parte activa del avión (llamados por Kawamori como lil’drakens) y sumados al monomotor que forzó un nuevo estilo de transformación, le dieron un aire fresco en el apartado de los mechas.

¿Entonces?....

Finalmente, si realmente llegaste hasta esta parte leyendo todo lo anterior esta demás decir si Delta es una buena serie o no. Si bien ha tenido un éxito relativo en Japón, este no se reduce más que a la parte comercial de la serie ya que, a fin de cuentas, Macross Delta es el sucesor espiritual de lo que Victor Entertainment pretendía hacer con Macross 7 salvo que esta vez sí se están forrando en Yenes promocionando los conciertos y merchandising de Walkure. 
Personalmente no creo que valga la pena gastar tu tiempo en mirar los 26 episodios, más bien recomendaría esperar a la salida de la película recopilatoria ya que de todas maneras Kawamori mandará al carajo toda la historia y la alterará convenientemente como sucedió en “Itsuwari no Uta Hime” de Frontier (“La Falsa Diva”) y además rezar fervientemente que haya una segunda película con una mejor dirección al estilo de “Sayounara no Tsubasa” donde le dé un final decente, ya que la historia que acarrea esta saga se merece al menos eso.

(╯°Д°)╯︵ ┻━┻

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -