Escrita por: Asaga



Atención, esta reseña contiene ciertos spoilers, gracias.
   ReLIFE Es una adaptación del manga"digital" (o webcomic)de Yayoi, Sou y dirigido por Kosaka Satoru (al parecer es su primer trabajo como director). La serie nos agarró con la guardia baja, si se me permite decirlo. El anime se presentó como una comedia con muy poca gracia, del montón, y  puede que yo sea algo pre juicioso, así que me acerqué con cierto escepticismo. Para mi sorpresa fue mucho más de lo que esperaba.
Primero analizaremos los temas tratados en este anime, el argumento y el contexto. En segunda instancia, observaremos como transmite y como deja ver los temas tocados, para finalmente sacar una conclusión. 


La trama es bastante clara desde el principio: se trata de un hombre que ha "fallado" en la vida, sin ganas, sin rumbo ni trabajo. Para corregir esta actitud entra al programa de ReLIFE donde se le permite vivir un año de preparatoria en un cuerpo de diecisiete años. Ahí conoce a varias personas y comenzará a relacionarse con ellas, dando paso a diferentes arcos sobre los problemas de los adolescentes. 
Pero la obra no podía simplemente ser eso; la narrativa  trata la visión de un adulto de la vida adolescente. Más que corregirse a si mismo, que también, nuestro personaje principal va a servir como la presencia adulta dentro de la situación. Esta serie es una crítica a la juventud, a la vida adolescente, mostrando que los problemas de los jóvenes son "irrelevantes" para un adulto, que la vida es más compleja. Por ejemplo, nos muestra los problemas de dos chicas. En cualquier otra serie del estilo serían retratados como el posible fin de una relación (dramatismo saturado); ReLIFE no es la excepción, pero lo hace añadiendo los matices de la madurez, mostrándonoslo desde un ángulo más adulto, solucionando los problemas con una simple discusión.
  Sin embargo el personaje principal no está aquí para arreglarlo todo, es un hombre que ya ha vivido más que los demás y que entonces, gracias a eso, logra aprender del pasado y por ende "crecer" como persona. 
Es importante mencionar esto porque la serie no va tanto de como este hombre viviría su último año de preparatoria si pudiera revivirlo, sino va más de aceptar los errores del pasado, madurar y a mayor o menor medida comprender lo mucho que hemos cambiado al convertirnos en adultos. El problema aquí es que aveces, la mentalidad de nuestro personaje principal, que se supone es de 27 años, es bastante... Infantil. Claro, tiene que tener el carisma para atraer al espectador promedio, pero es un adulto ¿estás seguro que reaccionaría así a tal situación? Los adultos están profundamente idealizados, mostrándose como empresarios monstruosos que ven a todos como simples números, ¿porqué nuestro personaje principal es tan puro e ingenuo? Claro que no siempre es el caso, y el anime se asegura de que no se te olvide mostrando diálogos más que obvios. Pero muchas veces se me olvida que nuestro protagonista es un adulto hasta que lo veo fumar o tomar.




 Los personajes no me parecen del todo malos, es decir no son muy complicados y siguen ciertos tropos, pero aún así me gusta mucho el hecho de que cada uno tenga características que los desmarca, como Kariu siendo una persona que a pesar de tratar y esforzarse mucho falla constantemente.
Además el personaje principal corresponde muy bien al espectador, puesto que, como el,  ya sabemos como terminará la cosa, ya lo hemos vivido antes ( y sino seguramente ya habrán visto la misma situación en cualquier otro anime), deja de ser el típico protagonista para asemejarse más a nosotros, logra aportar algo nuevo y más o menos refrescante.
 Para sacarme esta pequeña molestia... ¿Que es ReLIFE? es una empresa que busca corregir a los "hikikomoris" de su situación actual, regresándoles a sus años de escuela... Joder ¿tienen en sus manos la medicina que prácticamente todo el mundo quiere y la utilizan para un programa de inadaptados sociales?...
En resumen, la trama de la serie es bastante interesante pero debería dejar de ser tan idealista con respecto a la figura del adulto ya que va a analizar algo más delicado de lo habitual, como lo es la madurez. Los personajes están bastante bien. Bueno, dicho lo dicho, podemos pasar a observar la manera de presentar la obra al espectador, ya que ReLIFE lo hace de diferentes maneras.



Los primeros tres minutos del primer capítulo son una maravilla, nos dicen todo lo que tenemos que saber del protagonista con conversaciones completamente fuera del tema. Por ejemplo, para mostrarnos como se siente el personaje principal y su situación actual, el director utiliza la corbata: el personaje principal no sé la puede poner bien por hechos que se explican después en la serie (trauma psicológico), en segunda instancia se muestran tres informaciones al mismo tiempo, la televisión, el personaje hablando por teléfono y sus acciones que se ven en pantalla. La televisión con los cigarrillos en la mesa muestran la vida monótona del personaje principal. La conversación por teléfono contrasta con las imágenes de la escena, todo esto para resaltar la verdad de la gente desempleada de nuestros días, que se avergüenzan fácilmente de su situación, oprimidas por la sociedad y por el trabajo. Esta secuencia que dura alrededor de 5 minutos es oro dentro de esta serie. Presenta a nuestro personaje principal, presenta su situación y da  lugar al elemento "perturbador" o anormal que desarrollará la narrativa.
 Tras esta secuencia se encuentran varias escenas graciosas y otras dramáticas, que por lo menos retratan bien la vida de un adolescente. 
La narrativa aprovecha estas escenas para presentarse de la manera antes mencionada: vida adolescente vista desde los ojos de un adulto o simplemente "madurez".
De ahí pasan varias escenas cómicas que sirven para resaltar la idea de un adulto atrapado en el cuerpo de un joven. Pero entre secuencias siempre hay una escena donde se baja el ritmo, el protagonista en su casa o cualquier situación en la cual uno pueda descansar, y está bien, así das un respiro al capítulo. Sin embargo, algo tiene que tener de malo esta serie y es un personaje: el supervisor, Yoake. 
No me malinterpreten, ese personaje es bastante bueno, una vez se le da a conocer más a profundidad en la historia se vuelve muy interesante. El problema es que es ESE tipo de personaje... Si llevan dando vueltas al anime desde algo de tiempo se habrán dado cuenta que uno de los tropos mas comunes, sobre todo en las series más "infantiles", es el del personaje que narra todo lo que pasa, describe lo que otros hacen y de plano declama la narrativa de la serie, dejando al espectador como un tonto. El supervisor es ESE tipo de personaje, tal vez no a un nivel tan grande, pero avienta por la ventana todo lo que había construido la serie hasta el momento, el argumento y cualquier acción, deja de tener presencia. El supervisor da frases demasiado obvias al protagonista, asemejándose a un psicólogo, y claro se supone que tiene que ayudarle, pero por ende no puedes utilizarle como excusa  para meter frases pseudo sofisticadas, para explicar todo sobre el personaje principal, como si no pudieran hacerlo con este mismo. 




Y de ahí paso al último punto, que es más o menos lo mismo: La serie junto al guión suele ser bastante oportunista, y no hablo solo de los diálogos forzados, sino de plano de situaciones demasiado ventajosas o acomodadas, como en el arco de Kariu, donde varias cosas se resuelven de manera demasiado conveniente. Por último me gustaría hablar sobre dos puntos del anime que no calificarían como algo "malo" pero son cosas que no encajan para mí.



Se que por lo general el anime utiliza la imagen de manera menos profunda que el cine; por ejemplo tenemos Clannad (por dar un ejemplo) o cualquier serie y luego tenemos Perfect Blue, una película de Satoshi Kon, la primera utiliza la animación para resaltar la acción y la situación, mientras que la segunda no deja que la acción se interponga con la narrativa, dando como resultado una película "alucinante" y ambigua (Por supuesto, llena de recursos cinematográficos).  
Nuestro personaje principal es una persona con un pasado tortuoso, esto se deja ver desde el principio de la serie, dándonos detalles, a través del argumento y la imagen. Pero de pronto, a mitad de la serie y en otros puntos, un flashback nos lleva directamente al pasado de nuestro personaje, esto no es malo, pero tal vez hubiesen podido encontrar otra manera de hacerlo. "x" flashback es a causa de x" problemática de la vida adolescente, por lo que hay una relación causa y efecto, así que en cierto modo parece natural... Sin embargo, pienso que hubiese sido mejor continuar como habían hecho hasta ahora, dando ciertas piezas en el argumento, seguir con un guión decente, siendo discreto y dejar que el espectador una los cabos sueltos. Tal vez no puedas ser una película, pero si que puedes utilizar a tu favor los colores, los matices.
Tenemos ante nosotros una serie sobre el proceso de crecer; por lo que no solo se comprende sino se agradece el hecho de que el protagonista haya tenido un trauma, una vida y problemas durante los diez años después de la universidad, ya que la historia va sobre aceptar sus errores y aprender de ellos. ¿Pero era realmente necesario que el pasado del protagonista fuese tan dramático? Es decir, si, tiene que aprender de sus errores, pero no solo el hecho de que su compañera se haya suicidado, pero además como reaccionaron todos (como si el y su compañera se hubiesen convertido en leyendas, o el jefe que prácticamente no es humano) hace muy difícil de creer tal situación. Es cierto, contrasta con los problemas de los adolescentes, siendo este mucho mas serio y grave, pero para hacer un problema de adultos no era necesario tanto drama, es más, hubiese sido muy interesante ver algo como en NHK donde el protagonista no tenía una razón aparente para ser como era (lo cual reforzaba la idea de que era escoria), simplemente se había visto consumido o atrapado por la sociedad. No digo que debería ser lo mismo que este, pero si que puedes retratar a alguien incapaz de incorporarse a la sociedad a causa de diferentes traumas de maneras más originales.

 Eso es lo que me parecía importante resaltar de la serie, no es perfecta  y aveces cae en errores. Sin embargo, hay que recordar que es una serie que trata sobre un adulto volviendo  a la preparatoria, es una premisa bastante ordinaria que no debería ser algo increíble y  se las apaña para sobresalir. Desde mi punto de vista muestra cierta confianza al tratar  temas fuera de la escena del anime y eso merece un reconocimiento.

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -