Popular

Escrita por: guy wholikesanime


Una retrospectiva de la época en que Brains Base era un estudio decente.

INTRODUCCIÓN


Más allá de su valor como pieza de entretenimiento o como pieza artística, es muy interesante analizar a Baccano porque es un referente de varias cosas de la industria del anime. Primero, es una serie que se retransmitió en lo que muchos consideramos la edad dorada del anime, esto es entre 2006 y 2008. En esos años, se produjeron una gran cantidad de animes que son hoy en día algunos de los más populares de la historia, y aunque no todos son de una alta calidad (y tengo mis reservas personales con algunos en particular), fueron en el conjunto años muy buenos, y Baccano pertenece a esa tira de animes sumamente importantes para el medio. Segundo, es una adaptación de novela ligera, pero a diferencia de sus compatriotas no contiene un cast de adolescentes en una escuela secundaria con magia y superpoderes… Bueno, sí, hay magia y superpoderes, pero así y todo Baccano es un ejemplo (no el único, valga aclarar) de que lo que está mal con las novelas ligeras y sus adaptaciones no es tanto su formato o narrativa, sino su contenido. Tercero, este anime es uno de los más emblemáticos representantes de la Regla de lo Cool¿Qué es esto? Te preguntarás. Es una filosofía en el mundo del cine y la televisión según la cuál se prioriza la producción, el carisma de los personajes, la acción un tanto ridícula y la comedia, por encima de la profundidad temática o del desarrollo de los personajes. El famoso Estilo sobre sustancia. Y ahora ya podemos ir a lo que nos compete.

Baccano está basado en la novela ligera de Rhyogo Narita, quién también escribióLa adaptación fue la primera producción significativa de estudio Brains Base y fue el comienzo de una tirada de anime de calidad, mucho antes de que empezaran con las forradas, y estuvo a cargo de Takahiro Omori, uno de los mejores directores del medio.



HISTORIA

La historia se compone de tres subtramas que toman lugar en Nueva York a principios de los años ’30, estando las tres de una u otra forma relacionadas entre sí. La primera es sobre una guerra de mafias, la segunda sobre un incidente en un tren y la tercera sobre una chica que busca a su hermano desaparecido.
 
La serie salta entre las tres líneas temporales constantemente y cambia la perspectiva de un personaje a otro. Este tipo de narrativa sirve para que el conjunto de la trama sea más confuso y, en consecuencia, el espectador se encuentre más interesado en la historia y desee saber qué es lo que está pasando. Es muy inteligente el enganche de este estilo narrativo para mantener a uno metido en la historia. En el conjunto no es una trama ni muy complicada ni muy difícil de seguir, pero esta narrativa la presenta como si fuera algo más grande de lo que en realidad es. Algunos pensarán que esto es pretencioso, pero en mi opinión sirve para elevar la serie de forma natural. No es que tenga algún significado más allá de verse copado o de ser única y diferente, pero va en consonancia con esto de preservar el estilo por sobre la sustancia. Hablando de eso, es inexistente la profundidad temática o el desarrollo de personajes. El tema principal de la serie es esta idea de que un mismo evento tiene tantas historias como gente haya para narrarlo. Pero ahí es donde se termina el mensaje y la profundidad, y para algunas personas esto puede resultar en una gran decepción.




El ritmo es un tanto inconstante, cosa que se debe al enorme salto de calidad que hay entre las distintas subtramas. Cuando estamos en la historia del tren todo es adrenalina increíblemente excitante lleno de acción, carisma y rule of cool por todos lados. Las otras dos historias son… No son malas, y sin lugar a dudas son muy superiores en calidad a la mayoría de los animes, pero en este caso el tren pasa por encima a todo lo demás.

Por supuesto, como todas las series de su tipo, lo que hace a Baccano tan disfrutable y memorable no es su inexistente profundidad temática, y ni siquiera su misterio, sino su amor puro e incondicional a la acción y el gore. Las escenas de violencia en esta serie están construidas de forma excelente. Las coreografías son muy buenas, y las tiradas constantes de tiroteos, peleas de artes marciales y explosiones (todo acompañado por una buena cantidad de sangre y partes del cuerpo variadas) son lo que da una vibra sensacional al anime, mejoran el ritmo, y nos mantienen con la nariz pegada a la pantalla y babeando sin poder parar. A eso se le suma una comedia brillante que gira en torno a situaciones ridículas y estúpidas, y que acompañe muy bien el drama de ver gente muriendo bajo una tiroteo infernal. Y para mejorar las cosas, un diálogo sumamente inteligente que ayuda a expandir las personalidades de los personajes y además da una dimensión adicional a esa comedia, combinando las conversaciones inteligentemente idiotas con esos momentos tontos.



PRODUCCIÓN

Ninguna serie de Rule of Cool se sostiene sin grosos valores productivos, y nuevamente en este apartado Baccano cumple. El diseño no es espectacular, pero sí muy bueno, y la serie logra darle a cada personaje una estética personal. Hay gordos, flacos, lindos, feos y no puros bishis como vemos hoy en día. Los escenarios son básicos, pero funcionan muy bien para crear atmósfera y generar inmersión en el espectador. La paleta de colores oscura es… Tengo una mezcla de sentimientos respecto a esto. Por un lado entiendo que sirve para añadir a la atmósfera, pero las luces, los efectos y los colores brillantes o son muy pedorros o inexistentes, y al final tanta oscuridad ralentiza el ritmo, y resulta un tanto somnífero. Pero esto es algo que pasa exclusivamente por mi percepción y gusto personal, y no afecta directamente a la calidad de la serie, así que no lo tomes muy en serio. Eso sí los efectos son bastante malos. En cuanto a la animación en si es muy buena. Es cierto, varios de los cuadros intermedios están mal pulidos, les falta detalle o casi que parece que están sin terminar, pero más allá de eso el movimiento es muy fluido, y las escenas de acción tienen mucha calidad encima. 

La banda sonora es muy muy muy MUY buena. Tal vez porque me encanta el buen jazz, pero así y todo esta OST transmite esa onda americana de primera mitad de siglo, y está excelentemente sincronizada con todas las escenas. Felicitaciones a Makoto Yoshimori, no sólo en esto pero ha trabajado en todos los trabajos importantes de Omori y por lo que vi y escuché es un hombre verdaderamente talentoso.




PERSONAJES

Los personajes de Baccano son… son… son… están bien, supongo… El tema es así, todos son horriblemente básicos. O son asesinos psicóticos con alguna clase de problema mental o son… muy aburridos. De hecho de todo el cast sólo hay seis personajes que genuinamente me gustaron y que me parecen enormemente carismáticos. Tres de los cuáles son arquetipos de asesinos seriales con un humor cínico y alguna especie de quiebre mental, dos son el relajo cómico de la serie (y déjenme decirles que Isaac y Miria son por mucho una de las más divertidas parejas de la historia del anime) y uno es una copia inferior de Ikari Shinji (Jacuzzi), pero lo suficientemente bien hecho para que al final del día tenga alguna especie de desarrollo. Y por supuesto todos son personajes de la historia del tren que, se los repito, es por mucho la mejor de las tres subtramas. El resto… no tengo mucho para decir. Es cierto que complementan bien la trama y que todos tienen sus momentos de super "badasseria", pero la verdad que no hay mucho en ellos. Tal vez Ennis es una excepción, uno de los pocos personajes además de Jacuzzi con algún tipo de desarrollo, pero incluso ella era una chica muñeca aburrida. No obstante, y nuevamente a pesar de mis reservas, el cast de Baccano en su conjunto se mantiene muy bien porque la historia sabe cómo utilizar a cada personaje en cada momento y cómo hacer para darles a todos cierto nivel de protagonismo a través de la historia, sumado a un diálogo que me parece de muy alto nivel, lo que tenemos como resultado es un grupo de personajes carismáticos y con un estilo muy único que se mimetizan bien con su historia.



CONCLUSIÓN

Entonces en su conjunto Baccano es una serie con muy buenos valores productivos, una banda sonora maravillosa, un estilo narrativo particular, una historia que se construye sobre misterios interesantes, escenas de acción absolutamente espectaculares que ponen en ridículo los animes gore que tanto gustan hoy en día, comedia ridícula e inteligente, diálogo de muy buena calidad, y un cast de personajes lo suficientemente sólido para cargar con todo eso y llevarlo adelante. Considero que Baccano es una obra maestra del Estilo sobre Sustancia y un excelente ejemplo de cómo usar la rule of cool y llevarla adelante con eficiencia. Así y todo, es esta falta de sustancia, de profundidad temática y de desarrollo de personaje lo que hace que la serie se sienta vacía e inferior comparada con otros trabajos, incluso dentro del mismo género, pero si lo que buscas es entretenimiento y diversión pura y honesta, junto una presentación de altísima calidad, entonces esto es para vos.


{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -