Escrita por: Arataka



Sinopsis:


Una chica con una enfermedad terminal llamada Himari Takakura es salvada de la muerte por un extraño ser que reside en un sombrero con forma de pingüino. Sin embargo, a cambio de mantenerla con vida temporalmente, encomienda a sus hermanos Kanba y Shouma, buscar un objeto conocido como "Penguin Drum". En primer lugar y con ayuda de un trío de extraños pingüinos, deberán encontrar los enlaces de una compleja cadena de acertijos que se ha ido construyendo alrededor de toda su existencia.”


Mi Subjetiva Opinión:


Qué opinas del destino?, somos esclavos de una vida que ya ha sido decidida y no podemos escapar del rol para el cual hemos nacido o acaso somos libres?, quedando en nuestras manos la capacidad de forjar nuestro futuro. Esta pequeña diatriba es lo que abre el telón de Mawaru Penguindrum y da pie a toda una serie de reflexiones y cuestionamientos acerca del amor, la vida y por supuesto el destino.

Antes de continuar escribiendo sobra la trama y su significancia quiero aclarar algunos detalles. El director y creador de Mawaru Penguindrum es el buen señor Kunihiko Ikuhara personaje a quien respeto bastante y cuya obra me parece muy interesante. Su trabajo más conocido y aclamado es Shoujo Kakumei Utena del cual se puede encontrar muchísimas teorías y análisis (lo que demuestra que los Anime que Dirige dan para múltiples interpretaciones) y de quien Mawaru bebe como referente simbólico, también vale acotar que fue el Director de las primeras temporadas de Sailor Moon. Algo que se nota claramente es su agrado por la estética shoujo y la utilización reiterada de las mismas secuencias al más puro estilo Magical Girl (pero con un contexto mucho mas trabajado).

Los protagonistas y sus infaltables Pingüinos...

Si algo valoro de un director es que tenga un lenguaje visual propio o al menos que busque deleitar de alguna manera al espectador, y en este sentido Ikuhara cumple y con creces, visualmente resalta su utilización de la metáfora y la relevancia de las imágenes, las cuales no utiliza como un simple acompañamiento para la narrativa, les da (en una buena parte de los casos) un peso o un trasfondo, pasando desde los escenarios hasta la utilización de los colores o el diseño artístico. Tiene un enfoque muy característico al momento de escenificar situaciones lo cual le aporta muchísimo a su obra, más allá del hecho de que tal vez tiende a encriptar demasiado los mensajes de fondo en las historias lo cual termina polarizando las opiniones sobre estas. 

Es muy fácil encontrar quien detesta o de plano le aburre los Anime que hasta el momento ha dirigido y solo lo califican como series “gay”, o por el otro lado quienes minuciosamente desmantelan sus creaciones en busca del más ínfimo detalle simbólico, el más escondido guiño conceptual y quienes tal vez sobre-explican sus historias (encontrándole relevancia hasta a un alfiler en el fondo de una escena). Dicho todo esto quiero aclarar que me encuentro en un cómodo (y templado) punto medio de opinión, como Director y creador sus dos historias más representativas me han convencido ampliamente (Mawaru y Utena) pero es claro que sus temáticas preferidas y como los aborda no son, ni serán, del agrado popular (lamentablemente). 

El pintoresco hogar del trío de hermanos...

Ahora volvamos a los pingüinos. No recuerdo ni el motivo ni el porqué llegue hasta Mawaru en su momento lo cierto es que puedo decir con toda propiedad que me tope con una de las historias más entrañables, inteligentes y sobre todo ingeniosas que he visto hasta el sol de hoy.
Muchas personas (entre las que me incluyo) pensaban al iniciar la historia que no pasaría de ser una comedia con magia y por supuesto pingüinos, pero conforme avanzada nos iba demostrando nuestro craso error. Mawaru Penguindrum comienza quizás de una forma bastante pausada y sin exponer demasiado hacia donde apunta su desarrollo, motivo de que muchos la abandonaran en sus primeros episodios o se decepcionaran cuando los eventos empezaron a encrudecerse cada vez más. No es hasta el capitulo 6 aproximadamente que lo que tiene por ofrecernos esta peculiar historia empieza a relucir. A partir de este punto los giros, las metáforas de vida y los simbolismos empiezan a pulular por doquier.

Mawaru Penguindrum es un Anime complejo, que seguramente no todo el mundo pueda disfrutar de igual manera o en su plenitud, la cantidad de temáticas que aborda es sorprendente y la forma en que las trata lo es aún más. Por sus colores llamativos y su diseño al más puro estilo shoujo muchos pensarán de buenas a primeras que no hay nada medianamente serio dentro de su argumento (además la sinopsis tampoco aporta gran cosa) pero nada podría estar más distanciado de la verdad que se refleja en el transcurso del anime. Entre los múltiples temas que se abordan figuran: el terrorismo, el incesto, la pederastia, el infanticidio y la homosexualidad. Claro está que el Director no busca mostrarlos desde el morbo, muy por el contrario los desarrolla de una manera muy sutil e ingeniosa apelando a un buen e interesante número de recursos.
Como dato curioso la palabra Mawaru se podría traducir como “Giro o Vuelta” algo que la trama principal sufre y bastante.

Muéstrame lo que hay en tu corazón...

Por otro lado algo que me fascinó de Mawaru Penguindrum es la relevancia de cada uno de los personajes, es una historia que pese a ir complicándose conforme se desarrolla no descuida a los protagonista que coloca en escena, narrando gran parte de su trama a través de ellos, de sus motivaciones y angustias, pero principalmente desde la percepción que tienen de la vida, el amor, y el destino. Creando un muy buen Cast tanto de protagónicos como de secundarios, dando la sensación de que nadie sobra o que esta simplemente para rellenar un capitulo intranscendente.
Ese esmero por la consistencia es loable ya que si un factor cancerígeno tiene la mayoría de los anime actuales es la poquísima importancia de su elenco o la relevancia de los eventos para cimentar una historia en desarrollo (obviamente no aplicable para series episódicas).

El mundo del Mawaru resulta hasta cierto punto un profundo enigma, podemos descifrar que el valor de los capitales por sobre el colectivo es lo que predomina, teniendo el monopolio corporativo la compañía Pingroup.inc (caracterizada por el logo de un pingüino que se muestra infinidad de veces), lo cual nos lleva al siguiente tema dentro de su mundo/sociedad y es el Grupo Kiga (una organización terrorista) quienes a grosso modo representarían la idea villanesca de la historia, obrando bajo el concepto de que el fin justifica los medios. En la intencionalidad de esta organización radica uno de los tantos motores de la trama y además se vincula fuertemente con la vida del trío de hermanos protagonistas. Ya que tanto el Grupo Kiga como Penguin Force (nombre del primer movimiento terrorista fallido) buscan implosionar a la sociedad la cual esta peligrosamente podrida, y esto se evidencia gracias a que dichos movimientos terroristas antagónicos no parecen obrar bajo una ideología desamparada de igualdad, muy por el contrario si se les detalla lo suficiente quieren enmendar un sistema social enajenado y por la visto indolente, gran parte de ello queda al descubierto tras la aparición del reciclaje de niños abandonados (Child Broiler), como su nombre lo indica los niños quienes no pueden ser albergados por ningún miembro activo de la sociedad (o de forma metafórica no han recibido Amor) son reciclados, dando a entender de forma muy delicada que dichos niños dejan de existir. 

Logos de las diferentes organizaciones...


La conceptualización del amor:


En la historia podemos encontrar un enfoque bastante interesante al momento de describir un sentimiento tan espeso como es el Amor, este sentimiento es utilizado mas como un concepto que como una artimaña romántica de tinte rosa, planteando las atrocidades que podemos llegar a cometer en su nombre y como este motiva la vida de los hombres (como especie). Realmente estamos preparados para compartir la vida con alguien?, el amor no es más que una extensión del propio ego que busca una satisfacción externa?, al unir nuestra vida con alguien nos entrelazamos del mismo modo al dolor?, estas preguntas flotan permanentemente entorno a los protagonista, cuestionando si realmente amar vale el esfuerzo que conlleva. Ya que compartir el Amor (interpretado como destino o razón de ser) también representaría compartir nuestro sufrimiento con alguien más.

Amor de hermanos y manzanas, muchas manzanas...

Claro, no todo se presenta desde un punto de vista pesimista pues Mawaru es en resumidas cuentas una gran historia sobre el amor, por ende la percepción es relativa en cada personaje. Los gemelos protagonistas son ejemplo de ello, los cuales encontraron en el amor (que va mas allá de un concepto romántico) una razón para su existencia, una brecha para enfrentar su destino y fueron salvados por él. Enfatizando que las personas destinadas a no ser amadas nunca podrán vivir en este mundo.

Los vínculos emocionales y el peso de estos es lo que de a poco le dan forma al desarrollo de la trama, teniendo las suficientes vueltas como para generar un continuo interés en el espectador, especulando sobre el porqué de las acciones y como estas se unen a la continua necesidad de amar y ser amado en los personajes. Pero, aunque no lo parezca nunca se hace referencia directa a la palabra “Amor”, este obra como resultado de interpretar ciertas situaciones o referencias dentro de la serie lo cual ayuda a que no se idealice su concepto como suele ocurrir en historias de romance, generando que en el Cast principal se muestre como experimentan el amor de muchas y particulares formas. 


Los Simbolismos en Mawaru:


Este es un punto bastante álgido cada vez que salta a colación ya que para algunas personas que una obra tenga un alto contenido simbólico representa casi una ofensa, claro que al utilizar este modo argumental la compresión literal de la historia se ve opacada recayendo entonces en el espectador la forma final que le quiere dar a lo mostrado. El simbolismo se caracteriza por la utilización de imágenes que representan ideales, conceptos o metáforas, algunas muy fáciles de descifrar (como los simbolismos de Penes en FLCL). Mas sin embargo representan un impedimento en otros casos al mostrase cual código de programación encriptado. Es por ello que el grupo de personas que disfrutan debatiendo y exponiendo rebuscadas teorías interpretativas sobre el significado simbólico de una historia es bastante reducido. Dicho todo esto quiero remarcar que Mawaru Penguindrum posee un gran número de simbolismos, figurando su mentada existencia en cualquier opinión que se pida de la serie (ya que son algo imposible de ignorar). 

El lugar donde se sellara nuestro destino...

Entre los muchos temas que de manera muy abstracta aborda la historia figuran principalmente: las manzanas (fruto del destino), los pingüinos, el hilo del destino, los pingüinos, los trenes, los pingüinos, y también me atrevería a decir que los pingüinos. Cada uno de estos elementos resultan un punto de debate para cualquiera que vea el Anime, ya que no se muestran de una forma diáfana y entendible para el espectador, muy por el contrario de cada uno de ellos surgirán más preguntas, mas metáforas y mas formas para interpretarlos (además de otros simbolismos que no menciono porque sería spoiler). Lo cual deja por sentado que nada en la historia se puede interpretar literalmente, siempre tienen que evaluarse las situaciones desde una posible metáfora existencial, lugar desde el cual se le puede encontrar lógica a muchos eventos.


Los Personajes:


smile like you mean it...

Como mencione al inicio, los personajes juegan un papel relevante en todo la historia y los giros de esta, buena parte de los múltiples vuelcos que se nos presentan radican en las intenciones de un personaje o en profundizar los matices que lo componen. Creo que la frase cada cabeza es un mundo acá es mas aplicable que nunca, si crees que conoces un personaje pues solo siéntate y espera a que lance por la borda cualquier teoría que hayas creado inocentemente.

Cada uno de estos entrañable seres de fantasía está roto mental o emocionalmente y esto eclosionará tarde o temprano, mostrando lo destrozado que puede estar una persona y cuanto puede luchar para ocultar o evadir este hecho. Son a falta de otro calificativo creíbles, dentro del contexto de la historia y su universo, todos sus traumas y tormentos son precisamente eso, creíbles. Logrando que se pueda empatizar hasta con el más infame de ellos.

No me gusta describir a los personajes de un anime de manera individual pero en este caso pese a que me encantaría profundizar en cada uno, creo que me extendería demasiado y no caer en spoilers seria un tanto complicado, además es mejor que cada quien los conozca por cuenta propia.


Lo que veo... Lo que escucho:


Brains Base fue el responsable de la animación (quienes para entonces no habían caído en el atolladero creativo donde se encuentran hoy en día) dándole visualmente a Mawaru un resultado realmente hermoso, los colores y los escenarios seducen a cualquiera que les dé una ojeada, protagonizados por tonos vivos y llamativos acompañados además por un diseño de personajes bastante pintoresco. La fluidez y los detalles de las escenas están muy buen cuidados, teniendo planos que emboban solo con detallar la cantidad de elementos que aparecen en pantalla, además del impecable manejo de los momentos fantásticos y surrealistas de la historia, presentados (y dibujados) de manera destacable.

No solo Ghibli sabe dibujar una habitación...

La banda sonora por su parte apoya en lo que debe y en la forma que debe, compuesta por un variado grupo de piezas que se complentan muy bien con la historia pese a no tener ningún tema en particular que destaque o que se quede en la memoria del escucha. Los dos OPs fueron interpretados por Etsuko Yakushimaru y la Metro Orchestra, quienes logran un par de piezas sublimes, Etsuko Yakushimaru tiene una forma muy particular de cantar, como si interpretada los temas en una exhalación continúa o un susurro melódico, el hecho es que me encanta su estilo y acá no decepciona. Por contraparte son 10 EDs en total, siendo la mayoría mostrados en un solo episodio, pero teniendo como mi favorito indiscutible al primero de ellos, DEAR FUTURE, un tema  genial.


Objeción Personal:


La Incongruencia: Varios eventos a lo largo de la historia son (para decirlo de forma bonita) absurdos, algunos hechos literales pecan de no tener suficiente lógica, o de obrar bajo una conveniencia astronómica, esto toma fuerza al descubrirse cierta relevancia de un objeto mostrado desde el inicio y que era abiertamente conocido por parte del elenco, quienes además también sabían de su importancia.

Lo Enrevesado: Al ser ampliamente interpretativo y surrealista, tengo la seguridad que la mayoría de las personas no lograran entender a plenitud la historia, ya que el nivel de complejidad que va alanzando es bastante relevante, personalmente no me excluyo de ello, porque en su momento hicieron falta varios análisis para que lograra (medianamente) comprender el meta-mensaje de la obra, algo que de seguro no se puede llegar a apreciar por completo a menos que puedas leer la mente del director.

Los Deus ex machina: La cantidad de vueltas argumentales incomodan o fascinan, Mawaru se caracteriza por nunca ser lo que parece, y esto puede molestar al llegar a parecer que se sacan todo de la nada o que imponen nuevas mecánicas abruptamente, claro que esta impresión es muy relativa (siendo totalmente opuesta en mi caso).

Las Temáticas: Para Kunihiko Ikuhara las libertades amatorias son un elemento recurrente, el amor como sentimiento absoluto sin ser limitado por el género y el individuo experimentando nuevos “horizontes”, lo que se traduce como la presencia de muchos personajes de sexo diverso. No se centra en un simple yuri o yaoi pero pudieran ser temas delicados para algunos (homofóbicos). 


Ultimas Palabras:


En resumidas cuentas Mawaru quiere mostrar como el amor de diferentes maneras puede salvar nuestra existencia, cuan relevante son los sentimientos que ofrecemos y los que nos son dados y aunque ineludiblemente esto traiga sufrimiento (ya que amar/vivir también es sufrir) del mismo modo le da razón a nuestras vidas y forma a nuestros destinos. Todo ello presentado desde su pintoresco mundo surrealista.

Siempre habrá una recompensa para quienes creen en el amor verdadero...

Quizás el mensaje de la historia para algunos podría ser un simple “el amor lo puede todo” pero al menos la gran historia creada de esta premisa vale cada momento por ver y cada analogía por interpretar, ya que la única libertad que tenemos es la posibilidad de amar y si hay suerte también ser amados (Awwww).


Puntuacion:

9/10


{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -