Escrita por: Omen_7


Géneros: Aventura, comedia, fantasía/magia, acción y drama.
Estudio: Trigger.
Director: Yoh Yoshinari.
Fuente: Original.


   Descargo: la siguiente reseña/análisis va orientada a aquellos que hayan visto la serie primariamente, por lo que algunos párrafos pueden ser confusos al estar construidos alrededor de eventos de la misma.

   Little Witch Academia es una serie anime de estudio Trigger dirigida y escrita por Yoh Yoshinari, uno de los más emblemáticos animadores que tiene esta industria. Es, a la vez, una carta de amor hacia la misma, con intenciones bien definidas, que quiere ser un mensaje de esperanza a todos aquellos buscando ser animadores en la industria. Lamentablemente, el es animador, no escritor, y dichas intenciones no están sustentadas por la ejecución una vez se la examina bajo el frío ojo del crítico con monóculo y bastón. La "carta de amor" tiene problemas fundamentales en su marco/mundo, argumento, ritmo, personajes, y una simplicidad temática que solo puedo atribuir a la idea principal que Yoshinari intentaba explorar metiéndose en el camino de su historia. Little Witch Academia es un anime que siempre encuentra un modo para aplastar su potencial.

   Primero hablemos de anime y animadores. ¿Cómo se relaciona esto con las brujitas? La serie es en totalidad una metáfora para el viaje del joven animador en la industria, un ideal representado por Kagari Atsuko (Akko), donde la magia simboliza la industria del anime. Muchos animadores son inspirados de pequeños por una pieza de animación que les queda impresa en la cabeza, lo que los lleva a elegir dicha profesión. El mundo de la animación (y el anime) se sostiene mientras haya recambio de gente que quiera trabajar en el, y también es necesario que los veteranos sean capaces de adiestrarlos. De otro modo, la animación 2D (magia) dejaría de existir. Esto es algo que decía gente de Disney, y Little Witch Academia, en su propia mitología, tiene un grupo de brujas antiguas llamadas las Nine Old Witches, de forma análoga a los Nine Old Men de Disney mismo, quienes fueron pioneros en la industria de la animación.

   Hay también alusiones a la animación 3DCG, (Croix y su avance tecnológico) y el final de la serie vuelve a hacer referencia a este ciclo que perpetúa la existencia de la magia/anime 2D. En el espectáculo que genera el enfrentamiento final, vemos como la gente es encantada de nuevo por la magia, y se nos muestra a una niña asombrada, simbolizando que Akko ha sido capaz de inspirar personas a seguir el camino de la magia, tal como Chariot la inspiró a ella, y del mismo modo que se espera que esta serie y su climático final inspiren a quienes los vean. Es por esto que la serie es una carta de amor al anime.



   A su vez, Little Witch Academia es la producción más consistentemente de alta calidad que Trigger ha sacado, con un estilo artístico similar al de caricaturas occidentales, mezclado con técnicas de animación limitada y momentos intensos de "sakuga" que impresionan a nivel técnico. Todo esto acompañado por una brillante banda sonora compuesta por Michiru Oshima que acompaña de forma espléndida el tono de la serie en sus momentos tanto ligeros como pesados.

   Todo muy poético, pero acá se terminan las flores.

   Little Witch Academia comienza con Akko encontrando el McGuffin roto conocido como Shiny Rod en su camino a Luna Nova, a lo que proceden una serie de aventuras episódicas de poca importancia que revelará algún que otro detalle del mundo o de los personajes. No tenemos exposición respecto a la trama principal sobre la búsqueda de las palabras hasta el episodio 11, y la principal antagonista no aparece hasta el episodio 15. Lo que procede en la segunda mitad es una alternancia entre episodios de "trama" propiamente dichos, y contenido episódico del mismo tipo que el de la primera mitad. Esto genera un contraste discorde entre episodio y episodio. Aún así, la serie se concentra de nuevo a partir del episodio 21 y se apresura a su conclusión hasta el final.

   No hay un problema inherente con una estructura episódica, muchos anime mahou shoujo del calibre de Full Moon wo Sagashite, Princess Tutu y Shoujo Kakumei Utena lo han hecho bien. El problema con Little Witch Academia es que la mayoría de estos episodios son blandos y aportan poca substancia fuera de lo que es espectáculo. A su vez, la serie tiene una tendencia fuerte a validar forzosamente las actitudes intrusivas y disruptivas de Akko, generalmente mediante el uso de un dispositivo argumentativo que genera este resultado, resolviendo la trama presentada en el proceso. Luego, también hay otro tipo de resoluciones en el que hay un cambio de personaje de 180° en una de las partes adversarias, revelando un atributo de personaje al que la serie no había apuntado antes, haciendo las mismas convenientes e idealizadas (el arco de Diana fue un buen momento para su personaje, pero la resolución abarató el conflicto al revelarse la "verdad" de su tía, quien hasta ese momento era solo ilustrada como mala). Son pocas las situaciones en las que la solución viene por agencia propia o crecimiento personal de los personajes, y aunque la serie tiende a volver al status quo poco después, estos son los que resultan ser los mejores episodios al tener catarsis verdadera. La excepción a la regla son los episodios 11, 13-14 y del 21 al 25, que desarrollan a Akko de forma más orgánica, a la vez que exploran su relación con Chariot, y la persona que quiere ser. Aún así, toma 21 episodios de justificar todo con pasión y motivaciones simples hasta que pasa algo interesante con su personaje. Finalmente, toda esta justificación hacia el personaje de Akko la hace un personaje favorecido por la trama, también por las situaciones de bajo riesgo en la que generalmente se expone (nuevamente, ver las excepciones) que son resueltas sin un aprendizaje por su parte. La serie esconde en Akko, cuya historia es de madurez y crecimiento personal, una Mary Sue.

   Otro de los problemas de Little Witch Academia es su manejo del mundo. Vemos varios lugares y facciones, pero son raramente exploradas o siquiera importantes. Aprendemos que las brujas tenían una deuda de 1500 años con un dragón simplemente porque nadie se dignó a aprender dragón para poder leer o traducir el bendito contrato, pero viene Diana con su sabiduría adolescente a ponerle los puntos al draco porque resulta que ella sí estudió idioma/escritura dragón a salvar el día. El tropo de "adultos incompetentes" esta implementado para empujar esta idea de la incompetencia de los veteranos para entrenar a las nuevas generaciones trazando la paralela con la metáfora sobre la industria. Sin embargo, esta ejecución genera un choque tonal respecto a una situación que debiera ser seria, comparado a como la serie trata a el resto de sus momentos serios, y es otro de los elementos que lleva a validar ciertas actitudes y desarrollos cuestionables en la historia, ya que es imposible tomar a las autoridades de Luna Nova en serio (y son completamente irrelevantes en la trama). Por ejemplo, esto hace que no cuestionemos a Úrsula defendiendo a Akko de ser expulsada/suspendida tras romper las reglas, ni que en ningún momento las autoridades de Luna Nova inspeccionen ni cuestionen lo que hace Croix en su sospechosa torre (aunque esto es un detalle relativamente menor).

   Luego está la facción de british gentlemen de la que forma parte Andrew. Está implicado que financian a Croix, pero nunca se explica por qué, y fuera de que "odian/menosprecian a las brujas" (que tampoco se explora) no tienen dinámicas más interesantes con el mundo. Andrew mismo es tirado al costado y su rol en el clímax es casi irrelevante (-apaguen las cámaras, -"No! yo creo en las brujas!") pero es importante como oído para Akko, así como alguien a quien ella inspira la capacidad de confiar en las brujas eventualmente.

   El resto de personajes secundarios (Diana, Chariot y Croix son personajes principales) tienen personalidades definidas por un solo atributo superficial. Jasminka come mucho, Constanze hace cosas tecnológicas, Sucy experimenta con hongos y yuyos raros, Lotte usa magia de hadas aparte de ser tímida, las dos amigas de Diana molestan a Akko mientras respetan a Diana, y Amanda es un arquetipo de "tomboy". Son todos personajes definibles en media oración que existen para representar como mediante su actitud impulsiva y forzosa hacia los otros Akko logró tener amigas que la soportan emocionalmente, es increíblemente básico y aburrido ver como la trama hace tener razón Akko en vez de construir estas relaciones mediante comprensión mutua. Nuevamente, hay una excepción, y es el caso de Diana, el cual tiene sus problemas. Sin embargo, el desarrollo de su relación tiene roces, conflictos, y una vez que Akko la ayuda a enfrentar a su familia y logra comprender sus problemas es cuando se vuelven realmente amigas, lo que hace que tenga sentido que sea Diana quien la ponga de nuevo en sus pies en el episodio 23 luego del giro. Esto nos lleva al siguiente punto.

   La historia de Chariot y Croix, una vez revelada, destroza emocionalmente a Akko, quien eventualmente vuelve en sí una vez Diana la consuela. El problema es que este intercambio hace que Diana como personaje quede limitado a un apoyo emocional para Akko, y la serie por enfatizar tanto en retratar su metáfora, termina dando más valor a la pasión de esta por encima de la ética de trabajo duro que Diana sostuvo toda su infancia. Esto deja un mensaje mixto y muy idealista, de naturaleza casi escapista. Por suerte la serie no se ensaña en desvalorizar el trabajo duro, y cuando lo hace es simplemente por problemas en su ejecución.


   Las revelaciones en sí durante el episodio 22 (extendido al 23) dan nuevo significado a la serie en un montón de aspectos, y la vuelven interesante durante un momento donde se estaba quedando vacía. Aún así, la serie vuelve a aplastar su potencial al hacer Chariot últimamente víctima de un engaño de Croix, lo que regresa a una caracterización simplona que no levanta interés ni innova, salvo por su pesar y arrepentimiento respecto a lo que su negligencia (y proyección de sus deseos) le hizo a su estudiante. Mientras tanto, la serie pinta a Croix como una antagonista malvada (quien hace cosas directamente malvadas) para redimirla en el último momento cuando todo le sale mal, sin implicar que pague consecuencias por sus actos ya que "sus intenciones eran buenas". La gran Harry Potter. 120 puntos para Gryffindor.

   El conflicto del último acto se basa en la antagonista acentuando emociones negativas en la población con un partido polémico de fútbol como catalizador, juntando esta energía como magia para destruir el sello del que nos ha hablado la trama. Finalmente, el clímax va desde un enfrentamiento contra el jefe final que descubre que Gran Triskellion no es lo que esperaba, a que dicho jefe (Croix) pierda control de su tecnología, (de modo análogo a Chariot perdiendo control de su técnica de recaudación de magia) soltando sin querer un misil de destrucción masiva. Con el conflicto fuera del control de Croix, ésta deja de ser el villano, y con todos los personajes siendo "buena gente" solo queda que el mndo se vuelva a enamorar de la magia, y es exactamente lo que ocurre. Sin embargo, esto ocurre de forma muy conveniente, en la que Chariot y Croix son capaces de transmitir y comentar el suceso desde el mismísimo aire para toda la gente, para que luego la turba de un giro de 180° desde casi empezar una guerra, a alentar armar una Genkidama para que Akko y Diana derroten al misil. Esto es simplemente idealista y forzado, como es hábito de la serie. La amistad es mágica, y pasión es lo más importante. El mayor crédito que le puedo dar al final es que es altamente climático, con la mejor animación que se ve en toda la serie, y realmente no es tan complicado aceptar lo que el mismo presenta a nivel superficial, y cierra el meta-texto que ha formado con su analogía respecto a la industria del anime de forma inteligente, aunque el mensaje sea ambiguo sin esa interpretación.


   En definitiva, Little Witch Academia tuvo buenas intenciones, pero no la destreza para llevarlas adelante. En su ambición deja difusos varios detalles de su ejecución, que se cae a pedazos analizándola por sectores, y como un todo. Sus intenciones entran en conflicto con lo que se hizo. Buen intento Trigger y Yoshinari, sigan participando. (por favor, en serio, son uno de los mejores estudios de anime moderno)

Nota: 4/10.

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -