Escrita por: Yoo Qleri





Sayonara Zetsubou Sensei (SZS) es un manga escrito por Koji Kumeta, publicado en la  Weekly Shonen Jump entre 2005 y 2012. Studio Shaft produjo una adaptación al anime dividida en 3 temporadas y dirigida por el infame Akiyuki Shinbo, el director responsable de la imagen de Shaft . Cabe destacar que solo reseño la primera y no incluyo al manga.

Pero, ¿de qué se trata? Veamos un momento la sinopsis de MAL:

“¡Itoshiki Nozumu siempre está desesperado! Incluso cosas tan simples como pagar un boleto en el subterráneo lo puede desesperar tanto que el suicidio es la única respuesta. Qué extraño es, entonces, que sea un profesor de secundaria de una clase llena de estudiantes con tantos problemas emocionales como él. Esta gran comedia hará todo excepto dejarte en la “Desesperación” mientras conoces a cada uno de sus estudiantes, y miras sus locas aventuras.”

Esta es, sin exagerar, toda la trama del show. Cada episodio se enfoca en conocer a otra estudiante de Nozomu, cada una peor que la anterior: Fuura Kafuka es el opuesto extremo de Nozomu, una chica que lo ve todo con optimismo y felicidad a un nivel psicótico. Otonashi Meru solo puede hablar por mensajes de texto, pero resulta ser una troll de proporcionas gigantescas. Kitsu Chiri está obsesionada con que todo sea meticuloso y perfecto, y así van el resto.

La falta de trama o desarrollo de personajes no me importaron porque todo en lo que se enfoca son juegos de palabras, humor negro, críticas sociales y animar escena ridícula tras escena ridícula. Hay un término llamado “Widget Series”, que se usa para los animes que no se toman en serios a sí mismos, y la gracia es que el humor es tan absurdo que no te ríes de los chistes sino del factor “WTF?”. Sayonara Zetsubou Sensei es precisamente eso. Yo por lo menos no entendí la mitad de los chistes, pero ver a Nozomu hablar sobre como los estadios pronto serán comprados por multinacionales que les pondrán sus nombres, o que hay  un gran grupo secreto que obtiene la información de miles de tarjetas de crédito a diario, me encanto.

El humor sin embargo es una espada de doble filo. Aunque las situaciones no tienen lógica alguna con algunos episodios te acostumbras y sabes más o menos que esperar. El  humor es todo lo que tiene SZS por lo que si te aburrís no hay nada más en el.

El soundtrack es decente, pero la única canción que me sorprendió fue el opening, realizado por Kenji Ohtsuki y las seiyuus. El resto del soundtrack complementa las escenas, pero como canciones individuales no son espectaculares. Si recomendaría mucho escuchar el Character Song Album, ya que las canciones no son diseñadas para estar de fondo y hay varias muy simpaticas. Principalmente la canción de Kafuka, cantada por mi waifu Ai Nonaka.

Es imposible no mencionar la animación del show. Shaft es muy divisivo y hay quienes odian su estilo, pero le queda como anillo al dedo a SZS. Sayonara Zetsubou Sensei pasa de un chiste o escena a otra en un parpadeo, y las escenas son cosas como que un personaje tiene un stalker, y ese stalker tiene un stalker, y ese stalker tiene un stalker, etc. No es difícil imaginar como Shaft y SZS se complementan. Incluso en los momento relajados sin cosas raras la animación es muy buena, gracias en parte al excelente diseño de personajes de Kumeta.

Finalizando, recomendaría SZS a cualquiera que quiere ver un anime sin igual. Está bien para reírse,  pero a diferencia de cosas similares como FLCL o Nichijou, depende mucho de que te rias para que lo disfrutes.

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -