Escrita por: Yoo Qleri


Si están interesados en la cultura japonesa en general, tal vez hayan notado que todo es muy… lindo. Las cantantes de pop, incluido los grupos idol, se suelen caracterizar por sus vídeos kawaii. La moda más popular entre mujeres es el lolita, que tiene diferentes estilos pero todos tienen en común que el objetivo es verse adorable. Hello Kitty y el resto de los personajes de Sanrio son un negocio de millones de dólares al año, solo en la isla.

Japón  está dominado por el Kawaisa, una obsesión por lo lindo y adorable. Desde la década de los 70 el país ha tenido un cambio cultural cada vez más pronunciado, hasta el punto en que el propio gobierno ha sido “victima”. La comida, la ropa, los medios de comunicación, hasta el comportamiento han sido influenciados por el Kawaisa.

La mayoría de los japoneses aceptan la idea felizmente. Pero, ¿es esto una buena cosa?

Sí y no.

Kawaii suele significar adorable, pero ¿Cómo se define esa palabra? Lo adorable es bonito, inocente, seguro, reconfortante, etc. Todas estas cualidades están relacionadas con la niñez, un periodo libre de problemas y estrés ¿Por qué es que a toda una nación le gustan tanto las cosas adorables? Esta es también otra pregunta difícil, pero creo que se puede resumir en una palabra: escapismo.

Japón tiene una sociedad muy exigente; su cultura les impone esforzarse y siempre trabajar duro. En papel esto suena bien pero en la práctica es todo lo contrario. La ética de trabajo exagerada, ligada con una economía inestable e infinidad de otros problemas sociales, hacen que Japón sufra de problemas tan lamentables como el karoshi o un índice de suicidio alto.

El kawaisa se puede interpretar como una forma de volver a la inocencia de la niñez, aunque sea un poco. Yo no opino que esto sea del todo malo, en una sociedad tan dura es necesario que haya algo para distraerse. El problema es empezar a ignorar la realidad. Satoshi Kon fue uno de los críticos más duros del kawaisa y esto se refleja en sus obras. Los personajes de Paranoia Agent tienen grandes problemas de estrés, y un día son golpeados en la cabeza con un bate por un chico misterioso llamado Shounen Bat. Ser golpeados en la cabeza los deja tontos y resuelve todos sus problemas. 


Azumanga Daioh, Paranoia Agent. ¿Coincidencia?



Parte de ser kawaii es actuar kawaii, y eso significa ser amable, divertido e inocente. Los detractores opinan que el kawaisa es tan popular porque los japoneses no quieren lidiar con el mundo “adulto” y la realidad. Otra vez, actuar “kawaii” no es algo malo por sí solo, lo malo es que esto sea la manera de la sociedad de evitar sus problemas.

Es curioso que el gobierno también quiera ser adorable. Yo casi creí por un momento que es un método de manipulación, pero entonces vi a Pipo-kun (la mascota de la policía japonesa) y no supe que pensar. Todavía tenía mis dudas pero cuando vi la pagina del partido comunista entendí que estaba equivocada. Nada tan kawaii puede ser malo.

Volviendo a un tono serio, son muy notables las teorías sobre el origen del anime moe. Se opina que este nació gracias a la organización terrorista Aum Shirinkyo. “Espera… ¿qué?”, voy a dejar que Kaichiwa Morikawa explique:

 “En los 1980, los otakus soñaban con el Armagedón; fantaseaban sobre usar poderes sobrenaturales para crear un nuevo mundo tras el fin del mundo. Pero el ataque en el subterráneo de Aum en 1995 destrozo completamente el sueño otaku pos-apocalíptico de crear un nuevo mundo en donde fueran héroes. Después de que sus fantasías apocalípticas colapsaron, se movieron hacia el moe.”

En otras palabras, en vez de aceptar la realidad los otaku simplemente cambiaron de fantasía. Una cosa similar pasó con Neon Genesis Evangelion. El fandom otaku hizo de Rei y Asuka las estándares del moe, ignorando completamente la trama en la que son personas con severos problemas psicológicos.

 El kawaisa es, en pocas palabras, un deseo por un mundo inocente. Pero, en verdad, ¿es esto malo? No todo lo kawaii es, por definición, negativo. Yo soy fan del lolita, algunos anime moe y las cantantes de J-Pop, aunque haya hablado pura basura. Lo kawaii para mí es honestamente muy placentero y divertido. Me gusta que haya un pequeño mundo donde todo sea dulce y bonito. El problema es no reconocer que esto es escapismo, y es aquí donde le doy toda la razón a los que odian el fenómeno.

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -